Frases de Arthur Schopenhauer - Página 10

01. La condición indispensable de una inteligencia desarrollada es una sensibilidad aguda, y su raíz, una mayor fogosidad de la voluntad, es decir, de la emotividad. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Indispensable + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


02. Cuanto más sea lo que tiene alguien en su interior, tanto menos requerirá de fuera y, por consiguiente, tanto menos significarán los otros para él. De ahí que la eminencia del espíritu conduzca a la misantropía. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Interior + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


03. Semejante al gato que comienza inevitablemente a ronronear cuando se lo acaricia, también se pinta una felicidad dulzona en el rostro del hombre a quien se elogia. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Elogio + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


04. En la soledad, donde uno se ve remitido a su yo, es donde se muestra lo que cada uno lleva en su interior. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Yo + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


05. La gente ordinaria se dedica únicamente a emplear el tiempo; quien tiene algún talento, en cambio, a utilizarlo. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Talento + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


06. Cada nación se burla de las demás, y todas tienen razón. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Nación + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


07. Lo que alguien pueda significar para otro tiene límites muy estrechos: al final cada uno se queda sólo, y entonces lo único que cuenta es quién se ha quedado solo. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Límites + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


08. Ningún dinero perdemos con tanta ventaja como el que nos timan, pues con él, al menos, compramos nuestra prudencia futura. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Prudencia + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


09. Es una gran torpeza perder en lo interno para ganar en lo externo, es decir, sacrificar parcial o totalmente la tranquilidad, la independencia y el ocio de uno mismo en aras del brillo, el rango, el lujo, los títulos o los honores. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Torpeza + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


10. La vulgaridad consiste realmente en que, en la consciencia, la voluntad se imponga completamente al conocimiento. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Vulgaridad + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


11. Nuestra vida práctica y real es, cuando no la mueven las pasiones, aburrida e insulsa; y cuando la mueven, no tarda en volverse dolorosa. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Pasiones + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"


12. La soledad concede al hombre dotado de grandes cualidades intelectuales una doble ventaja: primero, le proporciona la posibilidad de estar consigo mismo; y, segundo, la de no estar con los demás. "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851)

+ Frases de Cualidades + Pensamientos de "Aforismos sobre el arte de vivir"

Influencias

Autores relacionados

Aristóteles Friedrich Nietzsche Georg Wilhelm Friedrich Hegel Immanuel Kant Platón

Arthur Schopenhauer

Arthur Schopenhauer

Escritor, filósofo y pensador alemán, autor de "El mundo como voluntad y representación" (1819), "Sobre la voluntad en la naturaleza" (1836), "Parerga y paralipómena" (1851) y "Aforismos sobre el arte de vivir" (1851).

Sobre Arthur Schopenhauer

Arthur Schopenhauer nace en el seno de una familia de buena posición, de padre próspero comerciante y madre escritora con cierta fama.

En 1793 la familia se traslada a Hamburgo (Alemania), donde Arthur Schopenhauer se dedica al comercio por mandato del padre, quien muere en 1805.

Tiempo después abandonó su actividad para dedicarse por completo a los estudios de filosofía, iniciando sus estudios en la Universidad de Gotinga en 1809 para luego trasladarse a Berlín y continuar sus estudios.

Antes de librarse los combates en contra de la ocupación napoleónica, Arthur Schopenhauer se trasladó a Weimar y luego a Rudolstadt, donde redactó su tesis y recibió el título de Doctor por la Universidad de Jena.

En 1820 hace un fugaz paso por la docencia en la Universidad de Berlín para luego emprender un viaje hacia Italia y permanecer durante varios años.

En 1825 regresó a Berlín y tiempo después se trasladó a Frankfurt huyendo de una epidemia de cólera.

A partir de ese momento, Arthur Schopenhauer vivió recluido en su casa, publicando sus obras sin mucho éxito al principio, ya que criticaba a Georg Wilhelm Friedrich Hegel, el filósofo más prestigioso del momento y a Johann Gottlieb Fichte.

En 1851, con la edición de "Parerga y paralipómena", Arthur Schopenhauer obtuvo el merecido reconocimiento y tiempo después comenzaron a reeditarse sus obras anteriores.

Murió en 1860 como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

Arthur Schopenhauer elaboró un original sistema que recogía el pensamiento de los filósofos clásicos y las relacionó con el budismo e hinduismo, para llevar a la filosofía de nuevo a sus orígenes.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XIX » Escritores de Alemania

Filósofos » Filósofos siglo XIX » Filósofos de Alemania

Síguenos