Frases de Arthur Schnitzler

Siempre me ha parecido sospechoso que los creyentes contemplen la duda como un defecto del carácter, y que los escépticos vean la fe siempre como un síntoma de pobreza intelectual.

Frases de Sospechoso


La fe y la duda no tienen mucho que ver con el intelecto ni con el carácter. Son estados de espíritu. Por eso no son constantes, y siempre existe una predisposición hacia uno u otro de ellos. La experiencia personal ha convertido a más de un creyente en escéptico y a más de un escéptico en creyente.

Frases de Experiencia personal


Creas en lo que creas, sea en la existencia de un ser supremo, en la providencia, en una conciencia, una voluntad, un destino, una justicia celestial, o nada de todo eso, sino en el total absurdo del mundo y la existencia, en cualquier caso estás pensando en Dios.

Frases de Absurdo


¿De veras es posible imaginarse un Dios que se limitara a crear la ley de la causalidad, y luego, después de dar el primer impulso para poner en marcha el mundo, dejara sucederse todos los hechos posteriores de manera predeterminada e inevitable? No, no quiso que las cosas fueran tan sencillas: puso en el universo a un rival de la misma categoría, el libre albedrío, que está en todo momento dispuesto a plantar cara a la causalidad, incluso cuando él mismo cree someterse dócilmente a un mandato insondable.

Frases de Causalidad


Siempre ha habido santos, pero ¿quién está realmente cualificado para canonizarlos?

Frases de Santos


Estamos hechos para concebir lo inconcebible y soportar lo insoportable. Eso es lo que hace nuestra vida tan dolorosa y al tiempo tan inagotablemente rica.

Frases de Concebir


Si cultivas con excesivo mimo el jardín secreto de tu alma, puede llegar a hacerse demasiado exuberante, a desbordar el espacio que le corresponde y, poco a poco, a invadir otras regiones de tu alma que no estaban llamadas a vivir en secreto. Y así puede ser que tu alma entera acabe convirtiéndose en un jardín cerrado y, pese a su esplendor y su perfume, sucumba a su propia soledad.

Frases de Mimo


En la vida de toda persona aparecen una y otra vez, bajo las figuras más diversas, los tipos que le corresponden: el padre, la madre, el amigo, el traidor, la amiga, la amante.

Frases de Vida


Si te sientes propenso a la reconciliación, pregúntate, ante todo, qué es lo que te ha hecho tan manso: la mala memoria, la comodidad o la cobardía.

Frases de Reconciliación


Dos personas se acercan hacia nosotros por la carretera, y. Sus siluetas se recortan fantásticamente contra el horizonte. Pero si aplaudiéramos, no lo entenderían, porque no saben nada de su relación con el horizonte.

Frases de Horizonte


En un mundo de injusticia, la justicia ha de parecer injusta por necesidad casi matemática.

Frases de Injusticia


Quién sabe si no será misión de toda comunidad viviente, microbiana o humana, acabar destruyendo el mundo en el que habita, sea un ser humano, sea el universo.

Frases de Comunidad

Contexto histórico

Pacifismo

Influencia en las frases de Arthur Schnitzler

Autores relacionados

Hugo Von Hofmannsthal Robert Musil Stefan Zweig

Ocupación

Médicos » Médicos siglo XIX » Médicos de Austria

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XIX » Dramaturgos de Austria

Novelistas » Novelistas siglo XIX » Novelistas de Austria

Arthur Schnitzler


Frases de Arthur Schnitzler: Médico, dramaturgo y novelista austríaco, destacado por profundizar en la complejidad psicológica de los personajes de sus obras, mostrando gran interés por la psicología, el erotismo y la muerte.

Biografía Arthur Schnitzler

Arthur Schnitzler nace en el seno de una familia perteneciente a la burguesía vienesa, de padre Johann Schnitzler, eminente laringólogo y profesor y Louise Markbreiter, profesora de religión judía.

En 1871 ingresó al prestigioso "Akademisches Gymnasium" y tas recibirse ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Viena en 1879.

En 1882, Arthur Schnitzler realizó el servicio militar como voluntario y al año siguiente se licenció como oficial de la reserva, grado que mantendría hasta 1900, que publico "El teniente Gustavo" y fue destituido por el escándalo que suscito.

En esta época se inicia como escritor, escribiendo textos breves para la revista "Der Freie Landesbote" y tiempo después para "Deutschen Wochenschrift".

Tras recibirse en 1885, comenzó a trabajar en el Hospital General y en la Policlínica y tiempo después realizó viajes de especialización a Berlín (Alemania) y Londres (Inglaterra).

Luego de la muerte de su padre, acaecida en 1893, Arthur Schnitzler abre un consultorio privado y deja de trabajar en la Policlínica.

En la década de 1890 acrecentó notablemente su fama, además de escandalizar a la sociedad vienesa de la época con sus relatos de adulterio y debilidades morales.

En 1903, Arthur Schnitzler contrajo matrimonio con la actriz Olga Gussmann y tuvo dos hijos.

En 1908 editó la obra "El camino de la libertad" con gran éxito nacional e internacional.

En sus últimos años fue espaciando sus publicaciones y estuvieron marcados por una creciente obsesión con la vejez y a la muerte.

En 1921, Arthur Schnitzler se divorció de su mujer iniciando una serie de problemas personales que se acrecentaron en 1928 con el suicidó su hija Lili.

En su última etapa, continuó empleando la técnica del monólogo interior en novelas cortas como "Apuesta al amanecer" y escribió los guiones de algunas películas inspiradas en sus obras.

Arthur Schnitzler falleció en su casa a causa de un derrame cerebral.

Libros destacados

  • El camino de la libertad (1908)
  • La cacatúa verde (1898)
  • El teniente Gustavo (1900)
  • El profesor Bernhardi (1912)
  • El velo de Beatriz (1913)
  • El regreso de Casanova (1917)

Síguenos en