Frases de Arthur Rimbaud - Página 6

01. Cuando somos muy fuertes, - ¿Quién retrocede? , cuando estamos muy alegres, - ¿Quién hace el ridículo? Cuando somos muy malvados, - ¿Qué harían con nosotros? Engalanaos, bailad, reíd. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Bailar + Pensamientos de "Iluminaciones"


02. Únete a nosotros con tu voz imposible, ¡Tu voz! , único adulador de esta vil desesperanza. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Desesperanza + Pensamientos de "Iluminaciones"


03. ¡Ah!, el egoísmo infinito de la adolescencia, el optimismo estudioso: ¡Qué lleno de flores estaba aquel verano el mundo! "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Adolescencia + Pensamientos de "Iluminaciones"


04. Él es el amor, medida perfecta y reinventada, razón maravillosa e imprevista, y la eternidad: amada máquina de las cualidades fatales. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Cualidades + Pensamientos de "Iluminaciones"


05. Imposible expresar la luz mate producida por el cielo inmutablemente gris, el esplendor imperial de las construcciones, y la nieve eterna del suelo. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Esplendor + Pensamientos de "Iluminaciones"


06. ¡Oh la faz cenicienta, el escudo de crin, los brazos de cristal! ¡El cañón sobre el que debo arrojarme por entre la refriega de los árboles y el aire leve! "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Escudo + Pensamientos de "Iluminaciones"


07. Las nubes se agolpaban sobre la alta mar hecha de una eternidad de cálidas lágrimas. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Nubes + Pensamientos de "Iluminaciones"


08. ¡Oh Dulzuras, oh mundo, oh música! "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Escuchar música + Pensamientos de "Iluminaciones"


09. La música, vorágine de remolinos y choque de témpanos en los astros. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Música + Pensamientos de "Iluminaciones"


10. Un golpe de tu dedo sobre el tambor descarga todos los sonidos e inicia la nueva armonía. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Tambor + Pensamientos de "Iluminaciones"


11. Llegada desde siempre, tú que irás por todas partes. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Llegada + Pensamientos de "Iluminaciones"


12. Su soledad es la mecánica erótica, su lasitud, la dinámica amorosa. "Iluminaciones" (1886)

+ Frases de Mecánica + Pensamientos de "Iluminaciones"

Influencias

Autores relacionados

Guillaume Apollinaire Paul Verlaine Stéphane Mallarmé

Arthur Rimbaud

Arthur Rimbaud

Escritor y poeta francés, integrante del grupo llamado "Los poetas malditos" y autor de "Una temporada en el infierno" (1873), "Iluminaciones" (1886), "Poesías completas" (1895) y Cartas abisinias" (1972).

Sobre Arthur Rimbaud

Arthur Rimbaud nació en el seno de una familia rural, de padre capitán del ejército y merecedor de la Legión de Honor por su campaña en Argelia y de madre cuya personalidad fuerte, autoritaria y rígida llegaría a detestar.

En 1861, tras tener cinco hijos, el padre abandona a la familia y nunca más saben de él.

Arthur Rimbaud se destacó desde pequeño en el colegio de Charleville por su gran ingenio y capacidad de redacción.

En 1870 se fugó de su casa por primera vez y fue detenido por los soldados prusianos en una estación de París y liberado por su maestro de retórica, Georges Izambard.

Tiempo después intentó fugarse nuevamente, dirigiéndose para el norte y llegando a Bélgica, pero al tiempo regresó y encontró su escuela convertida en hospital militar.

Arthur Rimbaud se dirigió entonces a París (Francia) y fue testigo de los disturbios provocados por la amnistía decretada por el gobierno de Versalles.

Tras enviarle algunos poemas a Paul Verlaine, entre ellos "El barco borracho" (1871), de sorprendente originalidad, éste lo invitó a la caso donde vivía con su esposa.

Arthur Rimbaud viajó a finales de 1871 y comenzó una tormentosa relación con Verlaine, donde abundaron los excesos.

En 1872 se trasladan a Londres (Inglaterra) y viven en la pobreza y tras una discusión violenta, Verlaine le dispara en la muñeca a Rimbaud y es condenado a dos años de prisión.

Arthur Rimbaud vuelve a París y completa "Una temporada en el infierno" y tiempo después volvió a Londres y terminó "Iluminaciones y Cartas del vidente".

A mediados de 1875 abandonó la escritura y comenzó un trabajo que le proporcionara un ingreso estable, viajando por Europa, Indonesia, Chipre y Adém (Yemen) en 1880, donde se radicó.

En 1884, Arthur Rimbaud comenzó a trabajar como mercader por su cuenta en Harar (Etiopía) y llegó a juntar una considerable fortuna traficando armas, hasta que tuvo un carcinoma en la rodilla.

En 1891 regresó a Francia, donde le amputaron una pierna y murió unos meses después, en Marsella.

Libros destacados

Ver todos sus libros »

Enlaces

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Francia

Síguenos