Frases de Antonio Tabucchi

También yo hablo de equívocos, pero no creo amarlos; soy más bien propenso a descubrirlos. Malentendidos, dudas comprensiones tardías, inútiles lamentaciones, recuerdos tal vez engañosos, errores tontos e irremediables: las cosas fuera de lugar ejercen sobre mí una atracción irresistible, casi como si fuera una vocación, una especie de pobre estigma desprovisto de sublimidad. Saber que se trata de una atracción recíproca no me sirve precisamente de consuelo. Podría consolarme la convicción de que la existencia es equívoca por sí misma y que nos distribuye equívocos a todos, pero creo que sería un axioma, tal vez presuntuoso, no muy distinto de la metáfora barroca.

Frases de Malentendidos


Por esos azares que tiene la vida, uno puede encontrarse durmiendo en el hotel Zuari. Lo cual, en el momento mismo, podrá parecer una experiencia no demasiado afortunada; pero en el recuerdo, como siempre en los recuerdos, depurada de las sensaciones físicas inmediatas, de los olores, del color, de la contemplación de aquel bichito bajo el lavabo, la circunstancia asume la vaguedad que mejora la imagen. La realidad pasada es siempre menos mala de lo que fue efectivamente: la memoria es una formidable falsaria. Se producen contaminaciones, incluso sin querer. Hoteles así habitaban ya nuestro universo imaginario: los hemos encontrado en los libros de Conrad o de Maugham, en alguna película americana extraída de las novelas de Kipling o de Bromfield: nos parecen casi familiares.

Frases de Hotel


(...) Verás, un escritor se inventa su personaje y en cierto modo lo purifica... No me estoy explicando bien, no es que lo purifique, es que en cualquier caso, aunque le haga vivir una vida humana, y la vida de los hombres está llena de miserias, el hombre es un animal cruel, pero en todo caso es una vida de papel, y sobre el papel las miserias no huelen... En cambio, si ciertas cosas te las dice alguien que las ha vivido, y por si fuera poco quien te las cuenta está allí en carne y hueso, junto a ti, y respira, y acaso su carne ni siquiera esté en óptimo estado, esas miserias son menos asépticas, no sé si me explico...

Frases de Miseria


¿Qué significa estar en contra de la muerte? (...) Cada hombre es absolutamente indispensable para los demás y todos los demás son absolutamente indispensables para cada uno (...) y todos son entidades humanamente concomitantes a él, cada hombre es la raíz del ser humano (...) repito, el ser humano es el punto de referencia para el hombre (...) la afirmación deontológica está en su origen dirigida contra la negación del hombre, por lo tanto, es propio del hombre su estar contra la muerte, pero puesto que el hombre no tiene experiencia de su propia muerte, sino únicamente de la muerte ajena, a partir de la cual sólo por reflejo puede imaginar y temer la suya propia (...) y de todos es el fundamento último y la condición infranqueable de toda ética humana.

Frases de Ética

Influencia en las frases de Antonio Tabucchi

Autores relacionados

Alessandro Baricco Italo Calvino José Saramago

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Italia

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Italia

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Italia

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Italia

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Italia

Antonio Tabucchi


Frases de Antonio Tabucchi: Escritor, novelista, dramaturgo, profesor y traductor italiano, autor de "Nocturno hindú" (1984), "Sostiene Pereira" (1994), "Sueños de sueños" (1994), "Tristano muere: una vida" (2004) y "El tiempo envejece deprisa: nueve historias" (2009).

Biografía Antonio Tabucchi

Antonio Tabucchi nació en Pisa, pero se crio en el vecino pueblo de Vecchiano, donde realizó sus estudios iniciales y se graduó en el Liceo de Pisa.

Tiempo después ingresa en la Universidad de Pisa y complementa su licenciatura en letras con estudios de especialización en la "Scuola Normale Superiore" de Pisa y luego en la Facultad de Letras.

En 1973 comienza a trabajar como profesor de Lengua y Literatura portuguesa en la Universidad de Bolonia, para luego dictar clases en las universidades de Roma, Génova y Siena.

En 1975 realiza un viaje a Lisboa (Portugal), ciudad por la que desarrolla una verdadera pasión, viviendo a partir de entonces medio año en casa país y obteniendo la ciudadanía portuguesa en 2004.

En 1975 publica su primera novela, "Plaza de Italia", pero fue recién en 1984 con "Nocturno Hindú" donde obtuvo amplio reconocimiento.

Entre 1985 y 1987 se desempeña como director del Instituto Italiano de Cultura de Lisboa.

En 1994 publica la novela histórica "Sostiene Pereira", ambientada en la ciudad de Lisboa en 1938, en pleno régimen salazarista.

Antonio Tabucchi fallece a los 68 años en el Hospital de la Cruz Roja de Lisboa, a raíz de un cáncer.

Libros destacados

  • Nocturno hindú (1984)
  • Sueños de sueños. Los tres últimos días de Fernando Pessoa (1994)
  • Sostiene Pereira (1994)
  • Tristano muere: una vida (2004)
  • El tiempo envejece deprisa: nueve historias (2009)
  • La línea del horizonte (1986)

Enlaces

Síguenos en