frases y pensamientos

Antonio Porchia - página 2

recibir una frase diaria en mi correo | modificar suscripción

inicio » frases por autor » letra a » antonio porchia - página 2

frases de Antonio Porchia

Antonio Porchia » últimas frases

Las dificultades también pasan como todo pasa, sin dificultad.

Dificultades

Situado en alguna nebulosa lejana hago lo que hago, para que el universal equilibrio de que soy parte no pierda el equilibrio.

Equilibrio

Quien ha visto vaciarse todo, casi sabe de qué se llena todo.

Tristeza

Mi primer mundo lo hallé todo en mi escaso pan.

Pan

Mi padre, al irse, regaló medio siglo a mi niñez.

Padre

Las pequeñeces no son lo eterno, y lo demás, todo lo demás, lo breve, lo muy breve.

Breve

Sin esa tonta vanidad que es el mostrarnos y que es de todos y de todo, no veríamos nada y no existiría nada.

Vanidad

La verdad tiene muy pocos amigos y los muy pocos amigos que tiene son suicidas.

Verdad

Un poco de ingenuidad nunca se aparta de mí. Y es ella la que me protege.

Ingenuidad

Se me abre una puerta, entro y me hallo con cien puertas cerradas.

Puerta

No hallé como quien ser, en ninguno. Y me quedé, así: como ninguno.

Personalidad

El mal de no creer es creer un poco.

Creer

Página 2 de 13

contexto histórico

Comunismo - Revista Sur

Influencias Antonio Porchia

Relacionados con Antonio Porchia

Alejandra Pizarnik - Oliverio Girondo - Roberto Juarroz

ocupación

  1. Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Italia
  2. Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Italia

antonio porchia

Biografía de Antonio Porchia



Escritor y poeta italiano que vivió la mayor parte de su vida en Argentina.

Biografía... [mostrar]

Antonio Porchia nació en la provincia de Catanzaro y pasó su niñez en Avellino, siendo el mayor de siete hijos. En 1900 muere el padre y la familia decide emigrar hacia Argentina, donde el poeta al frente de la familia trabaja en diversos oficios hasta que en 1918 junto a su hermano Nicolás compran una pequeña imprenta en San Telmo (Buenos Aires) y aprenden el oficio. Al año siguiente, Antonio Porchia deja la imprenta y compra una casa con un gran jardín en Saavedra (Buenos aires) al tiempo que milita en la Federación Obrera Regional Argentina y colabora en una publicación llamada "La fragua". Asiduo visitante del barrio de "La boca", donde se alojaban gran cantidad de inmigrantes, hace amistad con pintores y escultores y funda la "Asociación de Arte y Letras Impulso" en 1940. Edita un libro que llama "Voces" y dona toda primera edición a una sociedad de bibliotecas populares hasta que en 1948 llega a las manos del poeta y crítico francés Roger Caillois, que queda impactado y busca a Antonio Porchia para hacer la traducción de su libro. En 1949 aparecen varios escritos en la Revista Sur y todos sus honorarios los dona "a algún poeta necesitado", dejando constancia de la humildad y solidaridad que lo acompaño durante toda su vida. En 1950 tiene problemas económicos y vende su casa para trasladarse a otra más pequeña, en el barrio de Olivos, la que habita hasta su muerte. Tiempo después, en un accidente hogareño Antonio Porchia recibió un fuerte golpe en la cabeza y tuvo que ser intervenido, resultando exitosa la operación pero tendría una recaída más tarde que lo llevaría a la muerte.

obras destacadas

Enlaces

recomendar a un amigo | ayuda | política de privacidad

© copyright 2006 - 2008 Frases & pensamientos DosAlfiles: Diseño Web y Programación