Frases de Antonio Porchia


El mal que no he hecho, ¡cuánto mal ha hecho!

Frases de Mal

La razón de todos es un monstruo y la razón de uno... Es la razón de uno.

Frases de Razón

A veces creo que el mal es todo y que el bien es sólo un bello deseo del mal.

Frases de Mal

El hombre no va a ninguna parte. Todo viene al hombre, como el mañana.

Frases de Parte

Antes de recorrer mi camino yo era mi camino.

Frases de Camino

El amor nace de dos amores y muere en uno.

Frases de Amor

El mundo perdona tus defectos, no tus virtudes.

Frases de Virtudes

El hombre, cuando es solamente lo que parece ser el hombre, casi no es nada.

Frases de Nada

Estar en compañía no es estar con alguien, sino estar en alguien.

Frases de Compañía

Se puede no deber nada devolviendo la luz al sol.

Frases de Deber

Dirán que andas por un camino equivocado, si andas por tu camino.

Frases de Camino

Una flor en la mano muere, apagando una estrella.

Frases de Estrella

Contexto histórico

Comunismo - Revista Sur

Influencias Antonio Porchia

Relacionados con Antonio Porchia

Alejandra Pizarnik - Oliverio Girondo - Roberto Juarroz

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Italia

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Italia

Antonio Porchia

Biografía de Antonio Porchia

Nace: 13 de noviembre de 1886 - Conflenti, Catanzaro, Italia

Muere: 9 de noviembre de 1968 - Vicente López, Buenos Aires, Argentina

Escritor y poeta italiano que vivió la mayor parte de su vida en Argentina.

Antonio Porchia nació en la provincia de Catanzaro y pasó su niñez en Avellino, siendo el mayor de siete hijos. En 1900 muere el padre y la familia decide emigrar hacia Argentina, donde el poeta al frente de la familia trabaja en diversos oficios hasta que en 1918 junto a su hermano Nicolás compran una pequeña imprenta en San Telmo (Buenos Aires) y aprenden el oficio. Al año siguiente, Antonio Porchia deja la imprenta y compra una casa con un gran jardín en Saavedra (Buenos aires) al tiempo que milita en la Federación Obrera Regional Argentina y colabora en una publicación llamada "La fragua". Asiduo visitante del barrio de "La boca", donde se alojaban gran cantidad de inmigrantes, hace amistad con pintores y escultores y funda la "Asociación de Arte y Letras Impulso" en 1940. Edita un libro que llama "Voces" y dona toda primera edición a una sociedad de bibliotecas populares hasta que en 1948 llega a las manos del poeta y crítico francés Roger Caillois, que queda impactado y busca a Antonio Porchia para hacer la traducción de su libro. En 1949 aparecen varios escritos en la Revista Sur y todos sus honorarios los dona "a algún poeta necesitado", dejando constancia de la humildad y solidaridad que lo acompaño durante toda su vida. En 1950 tiene problemas económicos y vende su casa para trasladarse a otra más pequeña, en el barrio de Olivos, la que habita hasta su muerte. Tiempo después, en un accidente hogareño Antonio Porchia recibió un fuerte golpe en la cabeza y tuvo que ser intervenido, resultando exitosa la operación pero tendría una recaída más tarde que lo llevaría a la muerte.

Obras destacadas

  • Voces (1943)

Enlaces