Frases de Antonio Muñoz Molina

Así que cuando abrí los ojos en aquella casa donde me habían curado y escondido y tardé tantas horas en recordar mi identidad y mi nombre yo ya no era nadie, yo era ese olvido y esa conciencia vacía de la primera hora de mi despertar, y ni siquiera mi cuerpo inerte y las manos que lo iban tocando bajo las sábanas me pertenecían, porque eran tan desconocidos y exteriores a mí como los hierros de la cama y las vigas del techo y ese tumulto de agua incesante que sonaba debajo del pavimento, a veces muy próximo y otras tan remoto como un recuerdo que venía aliado a la sensación del agua, de la humedad, del cieno, de alguien que se ahogaba en sus sueños... Beatus Ille

Frases de "Beatus Ille" (1986) Frases de Despertar


[Luego del golpe de estado] Después del comunicado oficial sonaba el Himno de Riego y a continuación una voz femenina muy aguda rompía a cantar "Échale guindas al pavo" con una bulla de palmas y guitarras. Las noticias repetidas a gritos sobre la derrota de la sublevación o sobre fantásticos acontecimientos militares se mezclaban con las voces roncas de los parroquianos pidiendo más rondas de cerveza y raciones de gambas a la plancha o de calamares fritos. La noche de los tiempos

Frases de "La noche de los tiempos" (2009) Frases de Golpe de Estado


(...) Era como si se fuese gastando, me dijo, como si lo gastara el roce del aire, el trato con la gente, la ausencia. Había entendido entonces la lentitud del tiempo en los lugares cerrados donde no entra nadie, la tenacidad del óxido, que tarda siglos en desfigurar un cuadro o volver polvo una estatua de piedra. El invierno en Lisboa

Frases de "El invierno en Lisboa" (1987) Frases de Desgaste


Cuando lo vi volver, alto y oscilante, las manos hundidas en los bolsillos de su gran abrigo abierto y con las solapas levantadas, entendí que había en él esa intensa sugestión de carácter que tienen siempre los portadores de una historia, como los portadores de un revólver. Pero no estoy haciendo una vana comparación literaria: él tenía una historia y guardaba un revólver. El invierno en Lisboa

Frases de "El invierno en Lisboa" (1987) Frases de Revólver


Entendí que ese hallazgo no desmentía su reprobación del pasado. La confirmaba más bien, de una manera oblicua y acaso negativa, como confirman el infortunio y el dolor la voluntad de estar vivo, como confirma el silencio, habría dicho él, la verdad de la música... El invierno en Lisboa

Frases de "El invierno en Lisboa" (1987) Frases de Hallazgo


Las notas de una canción cuyo título no supe recordar, tuve un brusco presentimiento de algo, tal vez una abstracta sensación de pasado que algunas veces he percibido en la música, y cuando me volví aún no sabía que lo que estaba reconociendo era una noche perdida en el Lady Bird, en San Sebastián... El invierno en Lisboa

Frases de "El invierno en Lisboa" (1987) Frases de Título


A estos les pasa como a los terroristas. En el fondo les colma la vanidad ver sus hazañas en la prensa. He conocido a algunos que guardaban recortes pegados en álbumes, como los artistas. Plenilunio

Frases de "Plenilunio" (1997) Frases de Terroristas


Un día el inspector vio su propia cara en el telediario, tomada de muy cerca, con su nombre y su cargo escritos en la parte baja de la pantalla, como si quedara alguna duda, y se irritó mucho y se alarmó más de lo que él mismo estaba dispuesto a reconocer... Se preguntó si alguna de esas imágenes las estaría viendo alguno de los que le enviaban anónimos cuando vivía en el norte. Plenilunio

Frases de "Plenilunio" (1997) Frases de Coerción


Daban miedo las palabras, y para eludirlo se buscaban otras, pero enseguida el miedo volvía a inocularse en ellas, y había que abandonarlas otra vez, sustituyéndolas por otras, por palabras no usadas con las que pudieran comerciar más fácilmente la cobardía o la mentira, la coacción, el disimulo. Plenilunio

Frases de "Plenilunio" (1997) Frases de Coacción


En el norte, a las matanzas de los pistoleros personas dignas de todo respeto les llamaban lucha armada, y al terrorismo, abstractamente, violencia, y un disparo en la cabeza de alguien era una acción. De un modo parecido, su mujer no estaba internada en un manicomio, y ni siquiera en un sanatorio, sino en una residencia, pero la residencia estaba en el mismo lugar y llevaba el mismo nombre que el antiguo manicomio. Plenilunio

Frases de "Plenilunio" (1997) Frases de Matanzas


Casi sin darse cuenta había empezado a acariciarla mientras hablaban en voz baja, tan lentamente como ella entraba en calor, los pies muy fríos enredados a los suyos, y al ir siguiendo con los dedos ahora más sensitivos y audaces el tacto de la piel y las sinuosidades ya familiares que buscaba y reconocía luego con los labios, volvió a acordarse, ahora sin miedo ni vergüenza, solo con dulzura, casi con agradecimiento, de sus sueños eróticos de los catorce años, y le pareció que la veía a ella como era ahora mismo y como había sido la primera vez que unos ojos masculinos la vieron desnuda. Lo perdía todo, se despojaba de todo, igual que al desnudarse ella había dejado caer al suelo las bragas y el sujetador y se había aproximado a él como emergiendo de las prendas abandonadas e inútiles, caídas a sus pies con un rumor de gasa. No había urgencia, ni incertidumbre, ni ademanes de fiebre o de ansiosa brutalidad. La. Veía moverse oscilando, erguida, acomodándose despacio encima de él, el pelo sobre la cara, mezclado con la sombra, los hombros hacia atrás, las dos manos que le sujetaban con fuerza los muslos. Desfallecieron los dos en la misma oleada densa de dulzura, que él fue percibiendo como si le llegara des de lejos, anunciada, indudable, desconocida, duradera y lenta, no extinguida todavía después del final, cuando se quedaron quietos los dos y ella se desprendió poco a poco de él mientras iba dejándose caer a su lado. Plenilunio

Frases de "Plenilunio" (1997) Frases de Éxtasis


(...) En que laberintos se extraviaban los sentimientos de los hombres y de las mujeres, en virtud de qué ley se convertían alternativamente en ángeles y ejecutores, en verdugos y víctimas los unos de los otros, monótonamente, sin aprendizaje ni des canso, sin que les sirviera de nada la experiencia del dolor ni los desalentara nunca por completo la repetición del fracaso. Plenilunio

Frases de "Plenilunio" (1997) Frases de Ley

Influencias

Autores relacionados

Almudena Grandes Arturo Pérez-Reverte Elvira Lindo Javier Marías Rosa Montero

Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina

Escritor, novelista, ensayista y periodista español, autor de "El invierno en Lisboa" (1987), "El jinete polaco" (1991), "Plenilunio" (1997), "Sefarad" (2001), "La noche de los tiempos" (2009) y "Todo lo que era sólido" (2013).

Biografía Antonio Muñoz Molina

Antonio Muñoz Molina nace en el seno de una familia humilde, de padre trabajador agrario y madre ama de casa.

En 1960 comienza su educación formal con los Jesuitas, cursando estudios luego en el colegio Salesiano de Úbeda u en el Instituto de Enseñanza Media San Juan de la Cruz.

En 1972 se traslada a Madrid para estudiar periodismo, pero un año después vuelve a Úbeda y estudia Geografía e Historia en la universidad de Granada.

Durante la década de 1980 colabora como columnista en el diario Ideal, publicando luego una recopilación de sus artículos en el libro "El Robinson urbano" (1984).

En 1986 publica su primera novela, "Beatus Ille", seguida por "El invierno en Lisboa" (1987), "Beltenebros" (1989) y "El jinete polaco" (1991).

En 1987 gana el Premio de la Crítica y el Nacional de Narrativa por "El invierno en Lisboa", en 1991 el Planeta por "El jinete polaco" y en 2013 el Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

En 1995 Antonio Muñoz Molina es elegido miembro de la Real Academia Española (RAE) y tiempo después recibe el título honorífico "Doctor honoris causa" por la Universidad Villanova (Pensilvania, Estados Unidos) en 2006.

Otras obras destacadas son "Plenilunio" (1997), "Sefarad" (2001), "La noche de los tiempos" (2009) y "Todo lo que era sólido" (2013).

Libros destacados

  • El invierno en Lisboa (1987)
  • El jinete polaco (1991)
  • Plenilunio (1997)
  • Sefarad (2001)
  • La noche de los tiempos (2009)
  • Todo lo que era sólido (2013)

Enlaces

Ocupación

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de España

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de España

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de España

Periodistas » Periodistas siglo XX » Periodistas de España

Síguenos en