Frases de António Lobo Antunes

La casa, dios mío, rodeada de petreles sobre el acantilado y los vapores del océano, de portones batidos por el viento y cortinas en pedazos, con el anuncio hotel central en semicírculo en la fachada y los tres de la policía secreta, siempre de negro, con el brazo en alto al modo nazi, que bebían, en la salita de estar, la malta de la mañana.

Frases de Nazi


A pesar del verdugón en el cuello y de los hombros crispados, pensé se ha dormido, ha fingido que se ahorcaba para intentar engañarme, y entonces me acerqué a él, le puse el pulgar en la frente y estaba fría y con manchas color de vino en la raíz del pelo, y las botas en el extremo de las piernas, margarida, se me figuraron vacías como los zapatos de los mendigos.

Frases de Piernas


Cuando voy a una fiesta, al pasar una hora me quiero ir, me parece estar perdiendo el tiempo, pienso que estaría mejor en casa viendo un buen partido de fútbol o un buen combate de boxeo...Las cosas sociales me aburren. Coincido con escritores que hablan mal de otros escritores; suelen ser autores menores, claro, porque los escritores realmente buenos no son envidiosos.

Frases de Fiesta


El dedo se le deslizó en el gatillo, y el cuarto se estremeció con el estampido, una de las vidrieras desapareció, las persianas de madera se astillaron, y cuando el olor a pólvora disminuyó el comerciante pidió con una sonrisa disculpad, sacó del bolsillo un cartucho y lo introdujo en el arma, y mi tía si no suelta la escopeta es capaz de matarnos, padre, y él tengo que estar preparado por si vienen ladrones.

Frases de Ladrones


Hay una maquinaria invisible detrás de cada página, una maquinaria que el lector no ve, y no debe verla, porque si la ve, el libro ya no es bueno. Y esa maquinaria sólo funciona gracias a una cosa: trabajo. El trabajo es el que te permite hacer creíble el relato, vertebrarlo, enlazar sus elementos, organizar la obra, porque si sólo hablamos de emociones en estado bruto, ¡Vaya caos! ¿El duende? Bah, sólo creo en el trabajo.

Frases de Lector


Hacía ya varios meses que no me sentía bien, pero al principio no se me pasó por la cabeza que pudiese tener un cáncer. Comenzó con una especie de tristeza, de laxitud, una angustia difusa que me impedía dormir, moviéndome en la cama hasta que la madrugada agrisaba las cortinas, los contornos se distinguían en la penumbra y los cristales del reloj y de las fotografías en la mesa de noche se volvían duros como una mirada que nos desprecia.

Frases de Cáncer

Influencias

Autores relacionados

José Maria Eca de Queirós José Saramago

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Portugal

Médicos » Médicos siglo XX » Médicos de Portugal

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Portugal

Psiquiatras » Psiquiatras siglo XX » Psiquiatras de Portugal

António Lobo Antunes

Frases de António Lobo Antunes

Médico psiquiatra, escritor y novelista portugués de particular narrativa y junto a José Saramago el escritor portugués más traducido en el extranjero.

Biografía António Lobo Antunes

António Lobo Antunes nació en el seno de una familia de buena posición económica, lo que le permitió estudiar medicina y especializarse en Psiquiatría Entre 1970 y 1973 participó siendo teniente médico en la última fase de la guerra de liberación colonial de Angola (también llamada Guerra colonial portuguesa o Guerra de Ultramar), cuyas experiencias han sido tema recurrente en muchos de sus libros.

En 1979 António Lobo Antunes publica sus primeras obras, "Memoria de elefante" y "La tierra del fin del mundo" con buena crítica y un tiempo después "Conocimiento del infierno".

Estos primeros libros de António Lobo Antunes tienen un marcado tinte autobiográfico, y están estrechamente relacionados con los sucesos de la Guerra de Ultramar.

Sus cuatro libros posteriores, "Acerca de los pájaros", "Fado alejandrino", "Auto de los condenados" y "Las naves", están muy relacionados con el levantamiento militar del 25 de abril de 1974 que provocó la caída en Portugal de la dictadura salazarista, suceso llamado Revolución de los Claveles.

En 2005 António Lobo Antunes fue galardonado con el Premio Jerusalén y tiempo después con el Premio Camões, el premio literario más importante de la lengua portuguesa.

En 2008 el Ministerio de Cultura francés le otorgó a António Lobo Antunes la insignia de Comendador de la Orden de las Artes y las Letras en Francia.

Libros destacados

  • Memoria de elefante (1979)
  • El orden natural de las cosas (1992)
  • Acerca de los pájaros (1981)
  • Tratado de las pasiones del alma (1990)
  • La muerte de Carlos Gardel (1994)
  • Yo he de amar a una piedra (2004)

Enlaces

Síguenos en