frases y pensamientos

Ana Frank - página 2

recibir una frase diaria en mi correo | modificar suscripción

inicio » frases por autor » letra a » ana frank - página 2

frases de Ana Frank

Desde que la vida empezó, la regla se estableció: ¡Nuestras faltas ignoramos, las del prójimo aumentamos!

Prójimo

Llegará el día en que termine esta horrible guerra y volveremos a ser personas como los demás, y no solamente judíos.

Horrible

Afuera no hay canto de pájaros, y dentro un silencio sofocante se cierne sobre todos y todas las cosas, y parece arrastrarme hacia un abismo.

Abismo

Los padres sólo pueden dar buenos consejos o ponerlos en el camino del bien, pero la formación del carácter de una persona reside en ella misma.

Formación

Trescientos cincuenta aviones ingleses descargaron medio millón de kilos de explosivos sobre IJmuiden (Holanda), haciendo temblar las casas como hojas al viento.

Explosivos

Lo que me asombra es no haber abandonado por completo mis esperanzas, que parecen absurdas e irrealizables. Y, sin embargo, me aferro a ellas a pesar de todo y sigo creyendo en la innata bondad del hombre.

Abandonado

Nunca creeré que los poderosos, los políticos y los capitalistas sean los únicos responsables de la guerra. No, el hombre común y corriente, también se alegra de hacerla. Si así no fuera, hace tiempo que los pueblos se habrían rebelado.

Poderosos

Una y otra vez me pregunto si no habría sido mejor para todos que en lugar de escondernos ya estuviéramos muertos y no tuviéramos que pasar por esta pesadilla, y sobre todo que no comprometiéramos a los demás. Pero también esa idea nos estremece, todavía amamos la vida, aún no hemos olvidado la voz de la naturaleza, aún tenemos esperanzas, esperanzas de que todo salga bien. Y ahora, que pase algo pronto, aunque sean tiros, eso ya no nos podrá destrozar más que esta intranquilidad, que venga ya el final, aunque sea duro, así al menos sabremos si al final hemos de triunfar o si sucumbiremos.

Pesadilla

A las tres de la tarde -Helio acababa de salir un momento, luego volvería- alguien llamó a la puerta. Yo no lo oí, ya que es taba leyendo en una tumbona al sol en la galería. Al rato apareció Margot toda alterada por la puerta de la cocina. - Ha llegado una citación de la SS para papá -murmuró-. Mamá ya ha salido para la casa de Van Daan. (Van Daan es un amigo y socio de papá. ) Me asusté muchísimo. ¡Una citación! Todo el mundo sabe lo que eso significa. En mi mente se me aparecieron campos de concentración y celdas solitarias. ¿Acaso íbamos a permitir que a papá se lo llevaran a semejantes lugares?

SS

Hoy no tengo más que noticias desagradables y desconsolado ras para contarte. A nuestros numerosos amigos y conocidos judíos se los están llevando en grupos. La Gestapo no tiene la mínima consideración con ellos, los cargan nada menos que en vagones de ganado y los envían a Westerbork, el gran campo de concentración para judíos en la provincia de Drente. Miep nos ha hablado de alguien que logró fugarse de allí. Debe de ser un sitio horroroso. A la gente no le dan casi de comer y menos de beber. Sólo hay a gua una hora al día, y no hay más que un retrete y un lavabo para varios miles de personas. Hombres y mujeres duermen todos juntos, y a estas últimas y a los niños a menudo les rapan la cabeza. Huir es prácticamente imposible.

Campo de concentración

Página 2 de 2

contexto histórico

Segunda Guerra Mundial

Relacionados con Ana Frank

Adolf Hitler

ocupación

  1. Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Alemania

ana frank

Biografía de Ana Frank



Escritora Judía alemana, que dejó constancia en su diario de las experiencias vividas en un desván construido en un edificio de oficinas, mientras se ocultaba con su familia de los nazis en Ámsterdam (Holanda), durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Ana fue la segunda hija de Otto Frank (1889-1980) y Edith Hollander (1900-1945), una familia de patriotas alemanes que habían participado en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Huyendo de los nazis, se mudó junto con su familia a Ámsterdam, donde le regalaron un diario cuando cumplió los trece años de edad. Un tiempo después tuvieron que ocultarse en un escondite situado en el canal de Prinsengracht, para evitar los campos de concentración. La entrada al escondite estaba oculta tras una pequeña biblioteca. Permanecieron escondidas ocho personas, desde 1942 hasta 1944, años durante los cuales Ana Frank dejaba constancia en su diario del miedo que sentía, de la vida en el escondite, de sus esperanzas y deseos de ser escritora. El 2 de septiembre de 1944 fueron descubiertos y trasladados al campo de concentración de Auschwitz (Alemania). Tiempo después, Ana y su hermana fueron trasladadas al campo de concentración Bergen-Belsen, donde murieron de fiebre tifoidea en 1945. Sólo su padre, Otto Frank, logró sobrevivir de los campos de concentración, publicando su libro tiempo después, cumpliendo el deseo de Ana.

obras destacadas

Enlaces

recomendar a un amigo | ayuda | política de privacidad

© copyright 2006 - 2008 Frases & pensamientos DosAlfiles: Diseño Web y Programación