Frases de Ana Frank


El papel es mas paciente que los hombres.

Frases de Papel

Quien es feliz hace feliz a los demás también.

Frases de Feliz

Quiero que algo de mí perdure después de la muerte.

Frases de Muerte

Tuve la suerte de ser arrojada bruscamente a la realidad.

Frases de Suerte

No veo la miseria que hay, sino la belleza que aún queda.

Frases de Miseria

¿Cuándo se nos concederá el privilegio de respirar aire fresco?

Frases de Respirar

Una persona puede sentirse sola, aún cuando mucha gente la quiera.

Frases de Soledad

La pereza puede parecer atractiva, pero el trabajo da satisfacción.

Frases de Pereza

Tengo que defender mis ideales. El tiempo dirá cuándo podré llevarlos a cabo.

Frases de Ideales

Podrán callarnos, pero no pueden impedir que tengamos nuestras propias opiniones.

Frases de Opinión

Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados.

Frases de Concebir

¡Qué maravilloso es que nadie necesite esperar ni un solo momento antes de comenzar a mejorar el mundo!

Frases de Mejorar

Contexto histórico

Segunda Guerra Mundial

Influencias Ana Frank

Relacionados con Ana Frank

Adolf Hitler

Ocupación

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Alemania

Ana Frank

Biografía de Ana Frank

Nace: 12 de junio de 1929 - Fráncfort del Meno, Hesse, Alemania

Muere: abril de 1945 - Campo de concentración de Bergen-Belsen, Alemania

Escritora Judía alemana, que dejó constancia en su diario de las experiencias vividas en un desván construido en un edificio de oficinas, mientras se ocultaba con su familia de los nazis en Ámsterdam (Holanda), durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Ana fue la segunda hija de Otto Frank (1889-1980) y Edith Hollander (1900-1945), una familia de patriotas alemanes que habían participado en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Huyendo de los nazis, se mudó junto con su familia a Ámsterdam, donde le regalaron un diario cuando cumplió los trece años de edad. Un tiempo después tuvieron que ocultarse en un escondite situado en el canal de Prinsengracht, para evitar los campos de concentración. La entrada al escondite estaba oculta tras una pequeña biblioteca. Permanecieron escondidas ocho personas, desde 1942 hasta 1944, años durante los cuales Ana Frank dejaba constancia en su diario del miedo que sentía, de la vida en el escondite, de sus esperanzas y deseos de ser escritora. El 2 de septiembre de 1944 fueron descubiertos y trasladados al campo de concentración de Auschwitz (Alemania). Tiempo después, Ana y su hermana fueron trasladadas al campo de concentración Bergen-Belsen, donde murieron de fiebre tifoidea en 1945. Sólo su padre, Otto Frank, logró sobrevivir de los campos de concentración, publicando su libro tiempo después, cumpliendo el deseo de Ana.

Obras destacadas

  • Diario de Ana Frank (1947)

Enlaces