Frases de Amélie Nothomb

La idea de destruir la Torre Eiffel me producía una enorme exaltación, ya que aunaba significado y belleza: ¿Acaso hay algo más hermoso que la Torre Eiffel? La adoraba desde siempre, sin saber siquiera que se trataba de una construcción de amor. Conocer su historia íntima me hacía quererla aún más. ¡Menudo tipo, ese Gustave Eiffel, integrar el amor de su vida en la obra de encargo más importante de su existencia! El viaje de invierno

Frases de Torre Eiffel


Entonces mi madre se enfrascó en una explicación de las leyes del universo. Dijo que, en este mundo, había personas muy malas y, en efecto, muy seductoras. Afirmaba que, si quería ser amada por alguna de ellas, sólo existía una solución: yo también tenía que portarme como una malvada con ella. -Debes comportarte con ella igual que ella se comporta contigo. -Pero eso es imposible. Ella no me ama. -Si eres igual que ella, te amará. La sentencia era inapelable. El sabotaje amoroso

Frases de Sentencia


La ausencia de hambre es un drama que nadie ha estudiado. Al igual que esas enfermedades huérfanas por las que la investigación no se interesa, la no-hambre no corre el riesgo de despertar curiosidad: aparte de la población de Vanuatu, no afecta a nadie más. Nuestra sobrealimentación occidental no tiene nada que ver con eso. Basta salir a la calle para ver a gente muriéndose de hambre. Y, para ganarnos el pan, tenemos que trabajar. En nosotros, el apetito es algo vivo. Biografía del hambre

Frases de Pan


La campeona del estómago vacío es China. Su pasado es una sucesión ininterrumpida de catástrofes alimentarias con muertos a espuertas. La primera pregunta que un chino le hace a otro chino siempre es: " ¿Has comido? " Los chinos han tenido que aprender a comer lo incomible, de allí el refinamiento sin igual en su arte culinario. ¿Existe una civilización más brillante, más ingeniosa? Los chinos lo han inventado todo, pensado todo, entendido todo y se han atrevido a todo. Estudiar China equivale a estudiar la inteligencia. Biografía del hambre

Frases de China


Uno se cruza a veces con gente que, en voz alta y fuerte, presume de haberse privado de tal o cual delicia durante veinticinco años. También conocemos a fantásticos idiotas que se alaban por el hecho de no haber escuchado jamás música, por no haber abierto nunca un libro o no haber ido nunca al cine. También están los que esperan suscitar admiración a causa de su absoluta castidad. Alguna vanidad tienen que sacar de todo eso: es la única alegría que tendrán en la vida. Metafísica de los tubos

Frases de Castidad


Comunicarle a Plectrude que no podría volver a bailar equivalía a anunciarle a Napoleón que ya no volvería a tener ejército nunca más: suponía privarlo no ya de su vocación sino de su destino. No podía creérselo. Interrogó a todos los médicos posibles e imaginables: ni uno solo le dejó un atisbo de esperanza. Hay que felicitarles por ello: habría bastado que uno de ellos le concediera una centésima posibilidad de curación, y se habría reenganchado hasta el punto de morir en el intento. Diccionario de nombres propios

Frases de Vocación


¡Londres, donde Shakespeare había escrito y creado las mayores obras maestras, donde Europa había salvado su honor en el transcurso de la última guerra, donde florecían todas las vanguardias! Era yo quien me castigaba perdiéndome aquella ciudad. Era cierto, Vivienne Westwood era un revés del destino, pero ¡Qué injusticia por mi parte hacérselo pagar a toda una metrópoli! Con treinta y cuatro años, ¿De verdad iba a pedir un sándwich club para comérmelo en la cama y no saldría de mi habitación en mi primera noche en Inglaterra? Pétronille

Frases de Inglaterra


Los contables que pasaban diez horas diarias recopiando cifras me parecían víctimas sacrificadas en el altar de una divinidad carente de grandeza y de misterio. Desde tiempos inmemoriales, los humildes han dedicado sus vidas a realidades que los superan: en otros tiempos, podían por lo menos entrever alguna causa mística en semejante estropicio. Ahora, ya no podían ilusionarse. Entregaban su existencia a cambio de nada. Como todo el mundo sabe, Japón es el país con la mayor tasa de suicidios. Personalmente, lo que me sorprende es que no sea todavía más frecuente. Estupor y temblores

Frases de Contador


¿Por qué le desagrada hablar de sus novelas? -Porque hablar de una novela no tiene ningún sentido. -Sin embargo, resulta apasionante escuchar a un escritor hablar de su creación, explicar cómo, por qué y contra quién escribe. -Si un escritor consigue ser apasionante al respecto, entonces sólo hay dos posibilidades: o repite en voz alta lo que ya ha escrito en su libro, en cuyo caso es un loro; O cuenta cosas interesantes de las que no ha hablado en su libro, en cuyo, caso el susodicho libro es un fiasco, pues no se vale por sí mismo. Higiene del asesino

Frases de Sobre el oficio de escribir


-Yo, cuando era pequeña, quería ser Dios. El dios de los cristianos, con D mayúscula. Hacia los cinco años, comprendí que mi ambición era irrealizable. Así que rebajé un poco mis pretensiones y decidí convertirme en Cristo. Imaginaba mi muerte sobre la cruz, ante toda la humanidad. A los siete años, tomé conciencia de que aquello no ocurriría. Decidí, más modestamente, convertirme en mártir. Durante años mantuve aquella decisión. Pero tampoco funcionó. - ¿Y después? -Ya lo sabe: me hice contable en la empresa Yumimoto. Y creo que no podía caer más bajo. - ¿De verdad lo cree? -preguntó con una extraña sonrisa. Estupor y temblores

Frases de Mártir


En el pasado, cuando quería liberarme de una chica que me poseía, recurría a un método temible: estudiarla de memoria. Eso suponía una observación de todos aquellos instantes que podían acelerar gravemente el proceso, ya que permitía darse cuenta de que, en el noventa por ciento de los casos, estas señoritas se habían creado un personaje e interpretaban un papel. Semejante constatación simplifica la cuestión sometida a estudio hasta el punto de curarse inmediatamente. Las únicas chicas que inspiran un amor incurable son aquellas que han conservado la increíble complejidad de lo real. Existen en una proporción de una entre un millón. Diario de Golondrina

Frases de Complejidad


Conspiran contra su ideal desde su más tierna infancia. Moldean su cerebro: "Si a los veinticinco años todavía no te has casado, tendrás una buena razón para sentirte avergonzada", "si sonríes perderás tu distinción", "si tu rostro expresa algún sentimiento, te convertirás en una persona vulgar", "si mencionas la existencia de un solo pelo sobre tu cuerpo, te convertirás en un ser inmundo", "si, en público, un muchacho te da un beso en la mejilla, eres una puta", "si disfrutas comiendo, eres una cerda", "si dormir te produce placer, eres una vaca", etc. Estos preceptos resultarían anecdóticos si no la emprendieran también con la mente. Estupor y temblores

Frases de Condición de la mujer

Influencias

Autores relacionados

Delphine De Vigan Frédéric Beigbeder Guillaume Musso Marc Levy

Ocupación

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Bélgica

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Bélgica

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Bélgica

Amélie Nothomb

Frases de Amélie Nothomb

Escritora, novelista y dramaturga belga en lengua francesa, autora de "Higiene del asesino" (1992), "El sabotaje amoroso" (1993), "Estupor y temblores" (1999), "Cosmética del enemigo" (2001), "Ordeno y mando" (2008) y "Pétronille" (2014).

Nombres

RealFabienne Claire Nothomb

Biografía Amélie Nothomb

Amélie Nothomb nace en Etterbeek, pero debido a la profesión de su padre, diplomático de Bélgica, vive su infancia en diferentes países, entre ellos Japón, China, Estados Unidos, Laos, Birmania y Bangladés.

Estudia filología románica en la Universidad Libre de Bruselas y luego se traslada a Tokio (Japón), donde trabaja como intérprete en una empresa.

De regreso a Bélgica, Amélie Nothomb publica "Higiene del asesino" (1992) y comienza un éxito esplendoroso que le permite vivir como escritora.

Entre los numerosos premios obtenidos destacan el "Gran Premio de novela de la Academia Francesa" (1999) y el "Premio de Flore" (2007).

Libros destacados

  • Higiene del asesino (1992)
  • Estupor y temblores (1999)
  • Cosmética del enemigo (2001)
  • El sabotaje amoroso (1993)
  • Metafísica de los tubos (2000)
  • Biografía del hambre (2004)

Enlaces

Síguenos en