Frases de Almafuerte

¡Tu tienes, para mí todo lo bello; yo tengo para ti, todo lo que ama; tú, para mí, la luz que resplandece, yo, para ti, sus llamas!

Frases de Llamas


Si te postran diez veces, te levantas otras diez, otras cien, otras quinientas: no han de ser tus caídas tan violentas ni tampoco, por ley, han de ser tantas.

Frases de Ley


Ser bueno, en mi sentir, es lo más llano y concilia deber, altruismo y gusto: con el que pasa lejos, casi adusto, con el que viene a mi, tierno y humano.

Frases de Altruismo


Quiero ser las dos niñas de tus ojos, las metálicas cuerdas de tu voz, el rubor de tu sien cuando meditas y el origen tenaz de tu rubor.

Frases de Rubor


Eres tú, soberana de mis noches, mi constante, perpetuo cavilar: ambiciono tu amor como la gloria... ¡Y todavía más!

Frases de Gloria


Procede como Dios que nunca llora; o como Lucifer, que nunca reza; o como el robledal, cuya grandeza necesita del agua y no la implora... ¡Que muerda y vocifere vengadora, ya rodando en el polvo, tu cabeza!

Frases de Cabeza


Si no son los peldaños es el ala que te despierta y que te grita: ¡Sube! ¡Sube sin timidez, no te abandones; si te asusta volar, hay escalones!

Frases de Peldaños


Quiero ser esas manos invisibles que manejan por si la creación, y formar con tus sueños y los míos otro mundo mejor para los dos.

Frases de Creación

Influencia en las frases de Almafuerte

Influencia a... [mostrar]

Autores relacionados

Domingo Faustino Sarmiento Hipólito Yrigoyen Juan Manuel De Rosas

Ocupación

Maestros » Maestros siglo XIX » Maestros de Argentina

Poetas » Poetas siglo XIX » Poetas de Argentina

Bibliotecarios » Bibliotecarios siglo XIX » Bibliotecarios de Argentina

Traductores » Traductores siglo XIX » Traductores de Argentina

Almafuerte

Frases, biografía y libros.


Almafuerte: Maestro, poeta, bibliotecario y traductor argentino, muy popular sobre todo por sus "Sonetos medicinales", de nombre Pedro Bonifacio Palacios.

Nombres

RealPedro Bonifacio Palacios

Biografía Almafuerte

Almafuerte nació en el seno de una familia humilde, perdiendo a su madre cuando era niño y siendo abandonado por el padre.

De su crianza y educación, que no superó la escuela primaria, se encargado sus parientes.

En su adolescencia, Almafuerte (el seudónimo más popular de varios que usó Pedro Bonifacio Palacios), intentó estudiar pintura, pero no logró ser becado para perfeccionarse en Europa, por lo que se dedicó a su otra vocación, la docencia.

Dictó clases en la provincia de Buenos Aires y en Salta, dirigiendo una escuela en Chacabuco (Buenos Aires) en 1870.

Tiempo después, Almafuerte es destituido por no poseer un título habilitante para la enseñanza, aunque muchos afirman que fue por sus críticas hacia el gobierno.

Tras dejar la actividad docente, obtiene un puesto dentro de la Cámara de diputados de la Provincia de Buenos Aires, y más tarde bibliotecario y traductor en la Dirección General de Estadística.

En 1887, se traslada a la Ciudad de La Plata y comienza a trabajar como periodista en el periódico "El pueblo" y retornando a la docencia en la localidad de Trenque Lauquen en 1894.

Almafuerte es nuevamente retirado de su cargo dos años después por cuestiones políticas, alejándose definitivamente de la docencia y participando muy poco de la vida política.

Llegando al final de su vida, el Congreso Nacional Argentino le otorga una pensión vitalicia y algunos años después fallece en su casa de la Ciudad de La Plata.

La nota dominante de la producción de Pedro Bonifacio Palacios, sea en verso sea en prosa, es la exaltación de las clases humildes de la sociedad, que Almafuerte llamaba "la chusma de mis amores" y que presentaba siempre como oprimida y despreciada por los poderosos, a la espera de transformarse en una raza futura de superhombres.

Libros destacados

  • Milongas clásicas, sonetos medicinales y Dios te salve. Discursos (1919)
  • Lamentaciones (1906)
  • Poesías (1917)
  • Evangélicas (1915)
  • Nuevas Poesías (1918)

Síguenos en

Frases y pensamiento en Facebook Frases y pensamiento en Twitter Frases y pensamiento en Google +