Frases de Alfonso Reyes

Todas las religiones contienen también un cuerpo de preceptos morales, que coinciden en lo esencial.

Frases de Religiones


El bien no debe confundirse con nuestro interés particular en este o en el otro momento de nuestra vida. No debe confundírselo con nuestro provecho, nuestro gusto o nuestro deseo. El bien es un ideal de justicia y de virtud que puede imponernos el sacrificio de nuestros anhelos, y aun de nuestra felicidad o de nuestra vida. Pues es algo como una felicidad más amplia y que abarcase a toda la especie humana, ante la cual valen menos las felicidades personales de cada uno de nosotros.

Frases de Sacrificio


Hay momentos en que necesitamos echar mano de nuestras fuerzas corporales, aun para los actos más espirituales o más orientados por el ideal. Así en ciertos instantes de bravura, arrojo y heroicidad. Hay otros momentos en que necesitamos de toda nuestra inteligencia para poder atender a las necesidades materiales. (...) De modo que estos dos gemelos que llevamos con nosotros, cuerpo y alma, deben aprender a entenderse bien.

Frases de Ser humano


El hombre, al nacer, es ya parte de una familia. Las familias se agruparon en tribus. Éstas, en naciones más o menos organizadas, y tal es el origen de los pueblos actuales. De modo que la sociedad o compañía de los semejantes tiene para el hombre el mismo carácter necesario que su existencia personal. No hay persona sin sociedad. No hay sociedad sin personas.

Frases de Familia


El hogar es la primera escuela. Si los padres, que son nuestros primeros y nuestros constantes maestros, se portan indignamente a nuestros ojos, faltan a su deber; pues nos dan malos ejemplos, lejos de educarnos como les corresponde.

Frases de Padres


Mi respeto a la sociedad, y el de cada uno de sus miembros para los demás, es lo que hace posible la convivencia de los seres humanos.

Frases de Convivencia


La subsistencia de la sociedad es indispensable a la subsistencia de cada ser humano y de la especie humana en general.

Frases de Especie


Cuando una mano se alarga para pedirme algo, pienso que esa mano puede ser, mañana, la que me ofrezca un vaso de agua en mitad del desierto.

Frases de Solidaridad


El Derecho procura establecer la justicia en todos los tratos y compromisos entre los hombres.

Frases de Derecho


El respeto a la patria va acompañado de ese sentimiento que todos llevamos en nuestros corazones y se llama patriotismo: amor a nuestro país, deseo de mejorarlo, confianza en sus futuros destinos.

Frases de Patriotismo


La paz es el sumo ideal moral. Pero la paz, como la democracia, sólo puede dar todos sus frutos donde todos la respetan y aman.

Frases de Respeto


Mientras haya un solo país que tenga ambiciones sobre los demás y se arme con miras a la conquista, el verdadero pacifismo consiste en crear alianzas y armarse para evitar semejantes delitos internacionales.

Frases de Conquista

Contexto histórico

Barroco Revista Sur Revolución Mexicana Siglo de Oro

Influencia en las frases de Alfonso Reyes

Autores relacionados

Antonio Caso Jorge Luis Borges José Vasconcelos Octavio Paz

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de México

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de México

Diplomáticos » Diplomáticos siglo XX » Diplomáticos de México

Críticos » Críticos siglo XX » Críticos de México

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de México

Alfonso Reyes


Frases de Alfonso Reyes: Gran poeta, escritor y diplomático mexicano, uno de los mejores críticos y ensayistas en lengua castellana, también conocido como el "regiomontano universal".

Nombres

AliasEl regiomontano universal

Biografía Alfonso Reyes

Hijo de Bernardo Reyes, general y político mexicano que participó en la Revolución Mexicana y que fue muerto al inicio de la Decena Trágica (1913) y Aurelia Ochoa de Reyes, Alfonso estudió en varios colegios, recibiéndose en 1913 de abogado en la Facultad de Derecho de la Ciudad de México.

En 1909 fundó junto con otros escritores el "Ateneo de la Juventud", donde daban lectura a los clásicos griegos.

En 1910 publica su primer libro, con gran aceptación de la crítica.

En 1912 fue nombrado secretario de la Escuela Nacional de Altos Estudios, donde trabaja hasta 1913, cuando es nombrado parte de la Legación de México en Francia, puesto que desempeñó hasta 1914.

Durante su estadía en Francia recibe la noticia de que el padre muere en combate, mientras participaba del golpe de estado en contra del presidente Francisco Madero.

Reyes se exilia en España desde 1914 hasta 1924, donde estudia y publica numerosos ensayos sobre la poesía del Siglo de Oro español, Luis de Góngora y Argote y Juana Inés de la Cruz, entre otros.

Además de su trabajo como escritor, Alfonso Reyes se dedica al periodismo, trabajando en el Centro de Estudios Históricos de Madrid bajo la dirección de Don Ramón Menéndez Pidal.

A partir de 1920 y hasta 1939 se desempeñó en distintos puestos dentro del servicio diplomático mexicano.

En 1945 obtuvo el Premio Nacional de Literatura en México.

En 1958 es nombrado doctor honoris causa por la Universidad La Sorbona (Francia) y por la Universidad de California (EEUU).

Libros destacados

  • Visión de Anáhuac (1917)
  • Ifigenia Cruel (1924)
  • Cartones de Madrid (1917)
  • Cuestiones gongorinas (1927)
  • Otra voz (1936)
  • Junta de sombras (1949)

Enlaces

Síguenos en