Frases de Alfonso Orantes - Página 2

01. Se eternizó el instante, porque al verte sobre ti se volcó toda mi vida.

+ Frases de Volver a verte


02. Sus ojos me hablaron de cosas eternas, su boca me hizo conocer el sabor de la vida.

+ Frases de Boca


03. Cuando sonríe toda la gracia está en su boca y la alegría como una fiesta entre sus ojos.

+ Frases de Fiesta


04. Me abrieron tus ojos las puertas de lo eterno y el secreto de la vida me lo dijo tu boca.

+ Frases de Secreto de la vida


05. Cuando el mar estaba claro tracé tu nombre en la playa, vino un oleaje a borrarlo y el mar se volvió esmeralda.

+ Frases de Playa


06. Que en este mi infortunio está mi suerte: pues llevando mi muerte entre mi vida, es inmortal la vida de mi muerte.

+ Frases de Inmortal


07. Mujer y ángel que en lo femenino de lo corpóreo que hay en tu existencia, anticipa a mi opaca inteligencia cómo está conformado un ser divino.

+ Frases de Femenino


08. Como revelación de ignoto arcano, hecha del germen mismo de lo tierno, eres misterio que al misterio humano aclara en ti su gema donde quiso mostrar la vida su prodigio eterno para que en ti yo viera el paraíso.

+ Frases de Misterio

Alfonso Orantes

Alfonso Orantes

Abogado, poeta y escritor guatemalteco de estilo particular y sumamente creativo, perteneciente a la Generación de 1920.

Sobre Alfonso Orantes

Alfonso Orantes estudió en el Instituto Central Nacional de varones donde se destaco al punto de ganar el concurso de textos "La epopeya de América".

En 1920 ingresó a la Facultad de Derecho y comenzó a involucrarse en movimientos en pro de la democracia guatemalteca, recibiéndose de abogado en 1927.

En 1928 Alfonso Orantes ganó el premio a la poesía Vanguardista y tres años después se convierte en miembro fundador del grupo VIDA y redactor de la revista del mismo nombre.

Con la publicación de su primer libro "Arbolbola" en 1935, Alfonso Orantes tomo gran notoriedad por la forma los juegos de palabras que se encontraban en sus textos.

Alfonso Orantes estudió también escultura en la Academia Nacional de Bellas Artes, entablando gran amistad con el escultor Rafael Yela Günther.

En 1942 a raíz de la persecución constante de la tiranía de Ubico, Alfonso Orantes debe exiliarse en Costa Rica, país en el que vive y trabaja hasta la caída del régimen en 1944.

Al llegar al poder el doctor Juan José Arévalo en 1945, Alfonso Orantes es llamado a colaborar con su gobierno como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario en Panamá en 1947, Ecuador 1948, Venezuela 1949 y Embajador en Chile en 1950.

Durante el gobierno del Coronel Jacobo Arbenz Guzmán (1950-1954), Alfonso Orantes se desempeñó como Presidente de la Junta Nacional Electoral, pero tras el golpe de estado derechista en 1954, se ve obligado a exiliarse nuevamente, trasladándose a El Salvador, país en el que fija su residencia definitivamente.

Alfonso Orantes fue un excelente crítico, con juicios certeros, honestos y sabios y un gran defensor de la libertad y la democracia.

Enlaces

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Guatemala

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Guatemala

Abogados » Abogados siglo XX » Abogados de Guatemala

Síguenos