Frases de Alejandra Pizarnik

Y si leo, si compro libros y los devoro, no es por un placer intelectual -yo no tengo placeres, sólo tengo hambre y sed -ni por un deseo de conocimientos sino por una astucia inconsciente que recién ahora descubro: coleccionar palabras, prenderlas en mí como si ellas fueran harapos y yo un clavo, dejarlas en mi inconsciente, como quien no quiere la cosa, y despertar, en la mañana espantosa, para encontrar a mi lado un poema ya hecho. Cuaderno de octubre de 1960 a 1961, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Coleccionar


Necesitas límites mentales. No entiendo cómo, a pesar de tu dispersión, comprendes cuál es tu remedio. Necesitas no esperar. Necesitas no esperar nada de los demás. Necesitas no traficar con tu dolor. Necesitas orgullo y soledad. Necesitas castidad. Necesitas orden. Por ejemplo, las lecturas. Cuaderno de Buenos Aires de 1964 a 1968, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Remedio


Palabras, palabras... El amor es otra cosa. Y no me importa que maltraten el mío ni que lo castiguen con la indiferencia más extrema. Yo sé que es real, yo sé que existe y me duele más que mi vida, o igual, porque es mi vida. Cuaderno de 1957 a 1960, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Desamor


Estuve pensando que nadie me piensa. Que estoy absolutamente sola. Que nadie, nadie siente mi rostro dentro de sí ni mi nombre correr por su sangre. Nadie actúa invocándome, nadie construye su vida incluyéndome. He pensado tanto en estas cosas. He pensado que puedo morir en cualquier instante y nadie amenazará a la muerte, nadie la injuriará por haberme arrastrado, nadie velará por mi nombre. He pensado en mi soledad absoluta, en mi destierro de toda conciencia que no sea la mía. He pensado que estoy sola y que me sustento sólo en mí para sobrellevar mi vida y mi muerte. Pensar que ningún ser me necesita, que ninguno me requiere para completar su vida. Cuaderno de 1957 a 1960, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Destierro


No te llamo, no te pido. Me doy, te soy. Tú no me tomas, no me necesitas, no hay ganas de mí en tu mirada. Te veo, te creo, te recreo, mi solo amor, mi idiotez, mi desamparo. Qué me hiciste para que yo me enrostre este amor estúpido. Piedad por ti. Cuando te vea lloraré, recordando lo que tuviste que padecer en mi memoria. Cuaderno de mayo a agosto de 1962, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Este amor


La verdad: trabajar para vivir es más idiota aún que vivir. Me pregunto quién inventó la expresión "ganarse la vida" como sinónimo de "trabajar". En dónde está ese idiota. Cuaderno de mayo a agosto de 1962, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Ganarse la vida


Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la niña que fuiste.

Frases de Máscara


Si yo me atrevo a mirar y a decir es por su sombra unida tan suave a mi nombre allá lejos en la lluvia en mi memoria por su rostro que ardiendo en mi poema dispersa hermosamente un perfume a amado rostro desaparecido. I - Sentido de su ausencia, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Sin ti


Extraña que fui cuando vecina de vecinas luces atesoraba palabras muy puras para crear nuevos silencios. II - Verde paraíso, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Silencio


Son mis voces cantando para que no canten ellos, los amordazados grismente en el alba, los vestidos de pájaro desolado en la lluvia. Hay, en la espera, un rumor a lila rompiéndose. Y hay, cuando viene el día, una partición del sol en pequeños soles negros. Y cuando es la noche, siempre, una tribu de palabras mutiladas busca asilo en mi garganta, para que no canten ellos, los funestos, los dueños del silencio. III - Anillos de ceniza, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Asilo


Espacio. Gran espera. Nadie viene. Esta sombra. Darle lo que todos: significaciones sombrías, no asombradas. Espacio. Silencio ardiente. ¿Qué se dan entre sí las sombras? III - En un lugar para huirse, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Ardiente


He desplegado mi orfandad sobre la mesa, como un mapa. Dibujé el itinerario hacia mi lugar al viento. Los que llegan no me encuentran. Los que espero no existen. Y he bebido licores furiosos para transmutar los rostros en un ángel, en vasos vacíos. III - Fiesta, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Espera

Contexto histórico

Revista Sur Suicidio Surrealismo

Influencia en las frases de Alejandra Pizarnik

Autores relacionados

Alfonsina Storni Julio Cortázar Oliverio Girondo Silvina Ocampo

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Argentina

Alejandra Pizarnik


Frases de Alejandra Pizarnik: Escritora y poetisa surrealista argentina, autora de "Árbol de Diana" (1962), "Extracción de la piedra de locura" (1968) y "El infierno musical" (1971).

Nombres

RealFlora Alejandra Pizarnik

Biografía Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik nació en una familia de inmigrantes judíos oriundos de Rovne (Eslovaquia Orienta), de padres comerciantes Rejzla Bromiquier y Elías.

Cursa sus primeros estudios en la Escuela nº 7 de Avellaneda y la "Zalman Reizien Schule", centro formativo hebreo.

Durante su juventud padece trastornos alimenticios y tiene problemas con las anfetaminas.

En 1953 Alejandra Pizarnik ingresa en la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad de Buenos Aires, cursando en forma intermitente hasta 1957, cuando se cambia a la Escuela de Periodismo.

En 1960 viaja a Francia y reside en París por cuatro años, estudiando Literatura Francesa en La Sorbona, trabajando para la revista "Les Lettres Nouvelles" y haciendo traducciones de autores surrealistas.

En 1965 Alejandra Pizarnik retorna a Buenos Aires (Argentina) y obtiene en 1968 la beca Guggenheim, viajando tiempo después a Nueva York (Estados Unidos) y París (Francia).

Entre 1970 y 1972 entra en un estado de depresión muy grave, que la llevó a intentar suicidarse en reiteradas oportunidades, hasta que finalmente es internada en un hospital psiquiátrico (1972), permitiendo que el fin de semana vaya a su casa.

En septiembre de 1972 Alejandra Pizarnik se suicida en su departamento con una sobredosis intencional de "Seconal", dejando en su trabajo una de las propuestas más rupturistas y significativas del Siglo XX.

Su obra se remite mayormente a la poesía, influenciada principalmente por el surrealismo y de característica concisa, temática nocturna y angustiada, transparente y muy elaborada.

Libros destacados

  • Los trabajos y las noches (1965)
  • Extracción de la piedra de locura (1968)
  • El infierno musical (1971)
  • La condesa sangrienta (1971)
  • Diarios (2003)
  • Árbol de Diana (1962)

Enlaces

Síguenos en