Frases de Alejandra Pizarnik

Emboscado en mi escritura cantas en mi poema. Rehén de tu dulce voz petrificada en mi memoria. Pájaro asido a su fuga. Aire tatuado por un ausente. Reloj que late conmigo para que nunca despierte. I - Tu voz, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Fuga


Mata su luz un fuego abandonado. Sube su canto un pájaro enamorado. Tantas criaturas ávidas en mi silencio y esta pequeña lluvia que me acompaña. I - Despedida, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Abandonado


Para reconocer en la sed mi emblema para significar el único sueño para no sustentarme nunca de nuevo en el amor he sido toda ofrenda un puro errar de loba en el bosque en la noche de los cuerpos para decir la palabra inocente. I - Los trabajos y las noches, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Ofrenda


Hora en que la yerba crece en la memoria del caballo. El viento pronuncia discursos ingenuos en honor de las lilas, y alguien entra en la muerte con los ojos abiertos como alicia en el país de lo ya visto. II - Infancia, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Cuestión de honor


Desnudo soñando una noche solar. He yacido días animales. El viento y la lluvia me borraron como a un fuego, como a un poema escrito en un muro. III - Madrugada, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Muro


Yo no se de pájaros, no conozco la historia del fuego. Pero creo que mi soledad debería tener alas.

Frases de Pájaros


En la medianoche vienen los vigías infantiles y vienen las sombras que ya tienen nombre y vienen los perdonadores de lo que cometieron mil rostros míos en la ínfima desgarradura de cada jornada. III - Historia antigua, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Medianoche


Un abandono en suspenso. Nadie es visible sobre la tierra. Sólo la música de la sangre asegura residencia en un lugar tan abierto. III - Un abandono, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Pasión


Y aún me atrevo a amar el sonido de la luz en una hora muerta, el color del tiempo en un muro abandonado. En mi mirada lo he perdido todo. Es tan lejos pedir. Tan cerca saber que no hay. III - Mendiga voz, Los trabajos y las noches

Frases de "Los trabajos y las noches" (1965) Frases de Abandonado


Cuando entré en mi cuarto tuve miedo porque la luz ya estaba prendida y mi mano seguía insistiendo hasta que dije: Ya está prendida. Me saqué los pantalones y subí a una silla para mirar cómo soy con el buzo y el slip; vi mi cuerpo adolescente; después bajé de la silla y me acerqué al espejo nuevamente: Tengo miedo, dije. Revisé mis rasgos y me aburrí. Tenía hambre y ganas de romper algo. Me dirigí a la mesa con el mantel rojo con libros y papeles, demasiado libros y papeles y quise escribir pero me dio miedo aumentar el desorden y me pregunté para qué lo aumentaría con un poema más que luego exigiría ser pasado a máquina y guardado en una carpeta. Me mordía los labios y no sabía qué hacer con las manos. Yo misma me asustaba porque me miraba a mí misma en mi piecita desordenada, andando y viniendo en slip y pullover sin pensar, con la memoria petrificada, con la boca devorándose. Pasé junto a la silla y me subí de nuevo en el espejo pero mi cuerpo me dio rabia y me tiré en la cama creyendo confiada en que el llanto vendría. Cuaderno de octubre de 1960 a 1961, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Adolescente


Imagino situaciones horribles para obligarme a actuar. Así la visión de los clochard para impulsarme a trabajar frenéticamente en la oficina (trabajar para no ser como ellos), sin pensar en absoluto en las pocas probabilidades que tengo de devenirlo pues en cualquier momento puedo volver a Buenos Aires, a mi hogar burgués. Lo mismo el viernes pasado, cuando vi la obra de Brecht y me asusté mucho como si mi caída en el hambre y en la pobreza fueran inminentes. Cuaderno de octubre de 1960 a 1961, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Burgués


Me tortura pensar que nunca escribiré en una bella prosa. Y ello por una razón mental, por esta semiafasia que me obliga a romper cualquier ritmo incipiente. Pensando en el asunto, se trata de un problema musical, se trata de mi imposibilidad de incorporar o percibir el ritmo. En verdad, todo esto es una falla de atención, un temblor constante allí donde los demás piensan. Cuaderno de diciembre de 1962 a junio de 1963, Diarios

Frases de "Diarios" (2003) Frases de Prosa

Contexto histórico

Revista Sur Suicidio Surrealismo

Influencia en las frases de Alejandra Pizarnik

Autores relacionados

Alfonsina Storni Julio Cortázar Oliverio Girondo Silvina Ocampo

Ocupación

Poetas » Poetas siglo XX » Poetas de Argentina

Alejandra Pizarnik


Frases de Alejandra Pizarnik: Escritora y poetisa surrealista argentina, autora de "Árbol de Diana" (1962), "Extracción de la piedra de locura" (1968) y "El infierno musical" (1971).

Nombres

RealFlora Alejandra Pizarnik

Biografía Alejandra Pizarnik

Alejandra Pizarnik nació en una familia de inmigrantes judíos oriundos de Rovne (Eslovaquia Orienta), de padres comerciantes Rejzla Bromiquier y Elías.

Cursa sus primeros estudios en la Escuela nº 7 de Avellaneda y la "Zalman Reizien Schule", centro formativo hebreo.

Durante su juventud padece trastornos alimenticios y tiene problemas con las anfetaminas.

En 1953 Alejandra Pizarnik ingresa en la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad de Buenos Aires, cursando en forma intermitente hasta 1957, cuando se cambia a la Escuela de Periodismo.

En 1960 viaja a Francia y reside en París por cuatro años, estudiando Literatura Francesa en La Sorbona, trabajando para la revista "Les Lettres Nouvelles" y haciendo traducciones de autores surrealistas.

En 1965 Alejandra Pizarnik retorna a Buenos Aires (Argentina) y obtiene en 1968 la beca Guggenheim, viajando tiempo después a Nueva York (Estados Unidos) y París (Francia).

Entre 1970 y 1972 entra en un estado de depresión muy grave, que la llevó a intentar suicidarse en reiteradas oportunidades, hasta que finalmente es internada en un hospital psiquiátrico (1972), permitiendo que el fin de semana vaya a su casa.

En septiembre de 1972 Alejandra Pizarnik se suicida en su departamento con una sobredosis intencional de "Seconal", dejando en su trabajo una de las propuestas más rupturistas y significativas del Siglo XX.

Su obra se remite mayormente a la poesía, influenciada principalmente por el surrealismo y de característica concisa, temática nocturna y angustiada, transparente y muy elaborada.

Libros destacados

  • Los trabajos y las noches (1965)
  • Extracción de la piedra de locura (1968)
  • El infierno musical (1971)
  • La condesa sangrienta (1971)
  • Diarios (2003)
  • Árbol de Diana (1962)

Enlaces

Síguenos en