Frases de Alberto Manguel

Las lecturas de otros influencian, desde luego, mi lectura personal, ofrecen nuevos puntos de vista e iluminan ciertos pasajes, pero en su mayoría son como el mosquito que le dice a Alicia al oído: "Podrías hacer un chiste con eso". Me rehúso; soy un lector celoso y no voy a permitirle a nadie el ius primae noctis con los libros que leo.

Frases de Lector


Una lejana tarde, hace más de cinco milenios, cierto inspirado antepasado nuestro tomó una invención burocrática -la escritura, empleada hasta entonces para contabilizar mercadería y ganado- y la utilizó para imaginar el mundo en palabras. La invención de historias, que hasta entonces había sido un arte oral, fue liberada así de los límites impuestos por el tiempo y el espacio, y nos permitió aquello que Quevedo llamó la "conversación con los difuntos".

Frases de Conversación


(...) Ésta era quizás la verdadera maldición del hada que los reyes olvidaron: la de no envejecer bellamente, no avanzar en experiencia y sabiduría, no disfrutar del ciclo de las estaciones que son todas iguales y todas distintas. Ser condenada al lifting, al botox, a los senos artificiales, a las inyecciones de glándula de mono. O si no, rechazar la maldición, rechazar la corte dormida, rechazar la falta de etiqueta de sus padres, rechazar al empedernido príncipe. E imitando a la Nora de Ibsen o a la Andrea de Carmen Laforet (dos modernas herederas de la bella) salir con un portazo del castillo embrujado, y enfrentarse al mundo con los ojos bien abiertos.

Frases de Envejecer


Van a la caza de autógrafos, poniendo los libros ante las narices del autor con la esperanza de marcharse con la bendita inscripción "A Polonio, con los mejores deseos, el Autor". Su entusiasmo llevó al novelista William Golding a decir (durante el festival literario de Toronto en 1989) que "un día, alguien encontrará un ejemplar de una novela de William Golding no firmado por el autor y valdrá una fortuna". A los cazadores de autógrafos les empuja la misma curiosidad que lleva a muchos niños a mirar detrás de un teatrillo de marionetas o desmontar un reloj. Quieren besar la mano que escribió Ulises aunque, como señalara Joyce, "esa mano hizo también muchas otras cosas".

Frases de Autógrafos


En general – escribió Kafka en 1904 a su amigo Oskar Pollak -, creo que sólo debemos leer libros que nos muerdan y nos arañen. Si el libro que estamos leyendo no nos obliga a despertarnos como un mazazo en el cráneo, ¿Para qué molestarnos en leerlo? ¿Para qué nos haga felices, como dices tú? Cielo santo, ¡Seríamos igualmente felices si no tuviéramos ningún libro! Los libros que nos hacen felices podríamos escribirlos nosotros mismos si no nos quedara otro remedio. Lo que necesitamos son libros que nos golpeen como una desgracia dolorosa, como la muerte de alguien a quien queríamos más que a nosotros mismos, libros que nos hagan sentirnos desterrados a las junglas más remotas, lejos de toda presencia humana, algo semejante al suicidio. Un libro debe ser el hacha que quiebre el mar helado dentro de nosotros. Eso es lo que creo.

Frases de Libros

Influencias

Autores relacionados

Adolfo Bioy Casares Jorge Luis Borges Julio Cortázar Ricardo Piglia

Alberto Manguel


Escritor, novelista, ensayista, traductor y editor argentino en lengua inglesa, nacionalizado canadiense y autor de "Una historia de la lectura" (1996), "Leer imágenes: una historia privada del arte" (2000), "Diario de lecturas" (2004), "El regreso" (2005), "El amante extremadamente puntilloso" (2005) y "La biblioteca de noche" (2006).

Libros destacados

  • Una historia de la lectura (1996)
  • Leer imágenes: una historia privada del arte (2000)
  • Diario de lecturas (2004)
  • El regreso (2005)
  • El amante extremadamente puntilloso (2005)
  • La biblioteca de noche (2006)

Enlaces

Ocupación

Editores » Editores siglo XX » Editores de Argentina

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Argentina

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Argentina

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Argentina

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Argentina

Síguenos en