Frases de Albert Camus

Desde el día en que recibí su carta (me decía que no le permitían venir más porque no era mi mujer), desde ese día sentí que la celda era mi casa y que mi vida se detenía allí. El día de mi arresto me encerraron al principio en una habitación donde había varios detenidos, la mayor parte árabes. Al verme, se rieron. Luego me preguntaron qué había hecho. Dije que había matado a un árabe y quedaron silenciosos. Pero un momento después cayó la noche. Me explicaron cómo había que arreglar la estera en la que debía de acostarme. Arrollando uno de los extremos podía hacerse una almohada. Toda la noche me corrieron las chinches en la cara. Algunos días después me aislaron en una celda en la que dormía sobre una tabla de madera. Tenía una cubeta para las necesidades y una jofaina de hierro. La cárcel se hallaba en lo alto de la ciudad y por la pequeña ventana podía ver el mar. Un día en que estaba aferrado a los barrotes con el rostro extendido hacia la luz, entro un guardián y me dijo que tenía una visita. Se me ocurrió que sería María. Y era ella. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Cárcel


Una vez más todo el problema consistía en matar el tiempo. A partir del instante en que aprendí a recordar, concluí por no aburrirme en absoluto. Me ponía a veces a pensar en mi cuarto, y, con la imaginación, salía de un rincón para volver detallando mentalmente todo lo que encontraba en el camino. Al principio lo hacía rápidamente. Pero cada vez que volvía a empezar era un poco más largo. Recordaba cada mueble, y de cada uno, cada objeto que en él se encontraba, y de cada objeto, todos los detalles, y de los detalles, una incrustación, una grieta o un borde gastado, los colores y las imperfecciones. Al mismo tiempo ensayaba no perder el hilo del inventario, hacer una enumeración completa. Es cierto que fue al cabo de algunas semanas, pero podía pasar horas nada más que con enumerar lo que se encontraba en mi cuarto. Así, cuanto más reflexionaba, más cosas desconocidas u olvidadas extraía de la memoria. Comprendí entonces que un hombre que no hubiera vivido más que un solo día podía vivir fácilmente cien años en una cárcel. Tendría bastantes recuerdos para no aburrirse. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Detalles


Nada, nada tenía importancia, y yo sabía bien por qué. También él sabía por qué. Desde lo hondo de mi porvenir, durante toda esta vida absurda que había llevado, subía hacia mí un soplo oscuro a través de los años que aún no habían llegado, y este soplo igualaba a su paso todo lo que me proponían entonces, en los años no más reales que los que estaba viviendo. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Años


Uno se forma siempre ideas exageradas de lo que no conoce. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Ignorar


(...) Me preguntó entonces si no me interesaba un cambio de vida. Respondí que nunca se cambia de vida. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Nueva vida


Según él su verdadera enfermedad era la vejez, y la vejez no se cura. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Vejez


Comprendí que había destruido el equilibrio del día, el silencio excepcional de una playa en la que había sido feliz. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Excepcional


Y yo también me sentía pronto a revivir todo. Como si esta tremenda cólera me hubiese purgado del mal, vaciado de esperanza, delante de esta noche cargada de presagios y de estrellas, me abría por primera vez a la tierna indiferencia del mundo. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Indiferencia


Creo que dormí porque me desperté con las estrellas sobre el rostro. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Cielo estrellado


Aun en el banquillo de los acusados es siempre interesante oír hablar de uno mismo. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Ego


Las hipótesis, en la ciencia como en la vida, son siempre peligrosas. La peste

Frases de Hipótesis


Pregunta: ¿Qué hacer para no perder el tiempo? Respuesta: sentirlo en toda su lentitud. Medios: pasarse los días en la antesala de un dentista en una silla inconfortable; vivir el domingo en el balcón, por la tarde; oír conferencias en una lengua que no se conoce; escoger los itinerarios del tren más largos y menos cómodos y viajar de pie, naturalmente; hacer la cola en las taquillas de los espectáculos, sin perder su puesto, etc., etc. La peste

Frases de Pérdida de tiempo

Contexto histórico

Anarquismo Existencialismo Mayo francés Premio Nobel de Literatura Segunda Guerra Mundial

Influencia en las frases de Albert Camus

Autores relacionados

Franz Kafka Jean Paul Sartre Simone De Beauvoir

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Francia

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Francia

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Francia

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Francia

Albert Camus

Frases de Albert Camus

Frases de Albert Camus: Novelista, ensayista, filósofo y dramaturgo francés, autor de "Bodas" (1939), "El mito de Sísifo" (1942), "El extranjero" (1942), "La peste" (1947) y "La caída" (1956.

Biografía Albert Camus

Albert Camus nace en una familia humilde de campesinos, de madre analfabeta y sorda y padre que moriría un año después de su nacimiento, participando en la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Su infancia transcurrió en Argel, siendo criado por la abuela y guiado por Louis Germain, un maestro que lo preparó para entrar en la Universidad de Argel y al cual Albert Camus le dedicó el Premio Nobel años después.

Sus estudios universitarios de vieron sorprendidos por un brote de tuberculosis en 1930, pero una vez repuesto funda el Teatro del Trabajador (1937) y su trabajo como periodista lo lleva a viajar por toda Europa.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Albert Camus fue miembro activo de la Resistencia francesa, director de una publicación clandestina llamada "Combat" entre 1945 y 1947 y miembro de la federación anarquista a mediados de 1956.

En 1960 se vio involucrado en un accidente automovilístico mortal mientras conducía cerca de Villeblerin (Francia).

La obra de Albert Camus refleja el absurdo, la sensación de alienación y desencanto junto a la afirmación de las cualidades positivas de la dignidad humana.

Libros destacados

  • Bodas (1939)
  • El mito de Sísifo (1942)
  • El extranjero (1942)
  • La peste (1947)
  • Calígula (1944)
  • Estado de sitio (1948)

Enlaces

Síguenos en