Frases de Albert Camus

Todas las grandes acciones y todos los grandes pensamientos tienen un razonamiento irrisorio. Las grandes obras nacen a menudo a la vuelta de una esquina o en la puerta de un restaurante. Y lo mismo la absurdidad. El mundo absurdo extrae su nobleza, más que ningún otro, de este nacimiento miserable. El mito de Sísifo

Frases de "El mito de Sísifo" (1942) Frases de Razonamiento


Como si los caminos familiares trazados en los cielos de verano pudiesen conducir tanto a las cárceles como a los sueños inocentes. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Conducir


Si me hablaba así no era porque estuviese condenado a muerte; Según su opinión estábamos todos condenados a muerte. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Pena de muerte


Pues bien, habré de morir. Antes que otros, era evidente. Pero todo el mundo sabe que la vida no vale la pena de ser vivida. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Morir


Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo: "Falleció su madre. Entierro mañana. Sentidas condolencias". Pero no quiere decir nada. Quizá haya sido ayer. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Asilo


No esperes por el juicio final. Se lleva a cabo cada día. La caída

Frases de "La caída" (1956) Frases de Juicio


Me preguntó por qué había llevado a mamá al asilo. Respondí que la causa era mi falta de dinero para hacerla acompañar y cuidar. Me preguntó si me había resultado difícil y respondí que ni mamá ni yo nada esperábamos ya uno del otro, ni de nadie, y que ambos nos habíamos acostumbrado a nuestras nuevas vidas. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Asilo


¡Qué me importaban la muerte de los otros, el amor de una madre! ¡Qué me importaban su Dios, las vidas que uno elige, los destinos que uno escoge, desde que un único destino debía de escogerme a mí y conmigo a millares de privilegiados que, como él, se decían hermanos míos! El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Amor de madre


Ninguna de sus certezas valía lo que un cabello de mujer. Ni siquiera estaba seguro de estar vivo, puesto que vivía como un muerto. Me parecía tener las manos vacías. Pero estaba seguro de mí, seguro de todo, más seguro que él, seguro de mi vida y de esta muerte que iba a llegar. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Seguro


Era verdad. Cuando mamá estaba en casa pasaba el tiempo en silencio, siguiéndome con la mirada. Durante los primeros días que estuvo en el asilo lloraba a menudo. Pero era por la fuerza de la costumbre. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Asilo


Me despertó un roce. Como había tenido los ojos cerrados, la habitación me pareció aún más deslumbrante de blancura. Delante de mí no había ni la más mínima sombra, y cada objeto, cada ángulo, todas las curvas, se dibujaban con una pureza que hería los ojos. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Pureza


En ese momento entraron los amigos de mamá. Eran una decena en total, y se deslizaban en silencio en medio de aquella luz enceguecedora. Se sentaron sin que crujiera una silla. Los veía como no he visto a nadie jamás, y ni un detalle de los rostros o de los trajes se me escapaba. Sin embargo, no los oía y me costaba creer en su realidad. Casi todas las mujeres llevaban delantal, y el cordón que les ceñía la cintura hacía resaltar aún más sus abultados vientres. Nunca había notado hasta qué punto podían tener vientre las mujeres ancianas. Casi todos los hombres eran flaquísimos y llevaban bastón. Me llamaba la atención no ver los ojos en los rostros, sino solamente un resplandor sin brillo en medio de un nido de arrugas. Cuando se hubieron sentado, casi todos me miraron e inclinaron la cabeza con modestia, los labios sumidos en la boca desdentada, sin que pudiera saber si me saludaban o si se trataba de un tic. Creo más bien que me saludaban. Advertí en ese momento que estaban todos cabeceando, sentados enfrente de mí, en torno del portero. Por un momento tuve la ridícula impresión de que estaban allí para juzgarme. El extranjero

Frases de "El extranjero" (1942) Frases de Juzgar

Contexto histórico

Anarquismo Existencialismo Mayo francés Premio Nobel de Literatura Segunda Guerra Mundial

Influencia en las frases de Albert Camus

Autores relacionados

Franz Kafka Jean Paul Sartre Simone De Beauvoir

Ocupación

Novelistas » Novelistas siglo XX » Novelistas de Francia

Ensayistas » Ensayistas siglo XX » Ensayistas de Francia

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Francia

Dramaturgos » Dramaturgos siglo XX » Dramaturgos de Francia

Albert Camus

Frases de Albert Camus

Frases de Albert Camus: Novelista, ensayista, filósofo y dramaturgo francés, autor de "Bodas" (1939), "El mito de Sísifo" (1942), "El extranjero" (1942), "La peste" (1947) y "La caída" (1956.

Biografía Albert Camus

Albert Camus nace en una familia humilde de campesinos, de madre analfabeta y sorda y padre que moriría un año después de su nacimiento, participando en la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Su infancia transcurrió en Argel, siendo criado por la abuela y guiado por Louis Germain, un maestro que lo preparó para entrar en la Universidad de Argel y al cual Albert Camus le dedicó el Premio Nobel años después.

Sus estudios universitarios de vieron sorprendidos por un brote de tuberculosis en 1930, pero una vez repuesto funda el Teatro del Trabajador (1937) y su trabajo como periodista lo lleva a viajar por toda Europa.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Albert Camus fue miembro activo de la Resistencia francesa, director de una publicación clandestina llamada "Combat" entre 1945 y 1947 y miembro de la federación anarquista a mediados de 1956.

En 1960 se vio involucrado en un accidente automovilístico mortal mientras conducía cerca de Villeblerin (Francia).

La obra de Albert Camus refleja el absurdo, la sensación de alienación y desencanto junto a la afirmación de las cualidades positivas de la dignidad humana.

Libros destacados

  • Bodas (1939)
  • El mito de Sísifo (1942)
  • El extranjero (1942)
  • La peste (1947)
  • Calígula (1944)
  • Estado de sitio (1948)

Enlaces

Síguenos en