Frases de Alan Watts

Hay, pues, dos maneras de comprender una experiencia. La primera es compararla con los recuerdos de otras experiencias, y así nombrarla y definirla. Esto es interpretarla de acuerdo con lo muerto y el pasado. La segunda es tener conciencia de ella tal como es, como cuando, en la intensidad de la alegría, nos olvidamos del pasado y el futuro, dejamos que el presente lo sea todo y ni siquiera nos detenemos a pensar: "Soy feliz". Ambas maneras de comprender tienen su utilidad, pero corresponden a la diferencia entre conocer una cosa mediante palabras y conocerla inmediatamente. Un menú es muy útil, pero no puede sustituir a la cena. Una guía es un instrumento admirable, pero difícilmente puede compararse con el país que describe. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Experiencia personal


La persona asustada o solitaria empieza en seguida a pensar: "Tengo miedo" o "estoy muy solo". La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Asustado


Si mi conciencia del futuro y el pasado me hace menos consciente del presente, debo empezar a preguntarme si estoy viviendo de veras en el mundo real. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Consciente


Estoy deprimido y quiero librar al "yo" de esa depresión. Lo contrario de la depresión es el júbilo, pero como la depresión no es júbilo, no puedo obligarme a sentirme jubiloso. Sin embargo, puedo emborracharme. Esto me proporciona un júbilo maravilloso, y así, cuando llega la siguiente depresión, dispongo de un remedio rápido. Las depresiones posteriores tienden a ser más profundas y sombrías, porque no digiero el estado de depresión y elimino sus venenos, y por ello tengo que emborracharme todavía más para ahogarlos. Muy pronto empiezo a detestarme porque me emborracho tanto, lo cual hace que me sienta aún más deprimido..., y así sucesivamente. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Deprimido


El amor es el principio organizativo y unificador que hace del mundo un universo y de la masa desintegrada una comunidad. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Comunidad


Cuando hay que emprender una acción creativa, es totalmente inútil discutir lo que deberíamos o no deberíamos hacer a fin de actuar correctamente. Una mente íntegra y sincera no se interesa por ser una, por dirigir las relaciones con el prójimo a fin de vivir de acuerdo con unas reglas, ni por otro lado, está interesada en ser libre, en actuar perversamente solo para demostrar su independencia. No se interesa por sí misma, sino por la gente y los problemas de los que es consciente y que son "ella misma". No actúa de acuerdo con las reglas, sino con las circunstancias del momento, y el "bien" que desea a los demás no es seguridad sino libertad. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Emprender


Nada es realmente más inhumano que las relaciones humanas basadas en la moral. Cuando un hombre da pan a otro para ser caritativo, vive con una mujer para ser fiel, come con un negro para no tener prejuicios y se niega a matar para ser pacífico, es frío como una almeja. No ve realmente a la otra persona. Solo un poco menos fría es la benevolencia que surge de la lástima, que actúa para eliminar el sufrimiento porque su visión le parece repugnante. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Repugnante


Este es, pues, el problema humano: hay que pagar un precio por cada aumento de la conciencia. No podemos ser sensibles al placer sin ser más sensibles al dolor. Recordando el pasado podemos planear para el futuro, pero la capacidad de planear está compensada por la "capacidad" de temer el dolor y lo desconocido. Además, el crecimiento de una intensa sensación del pasado y del futuro se corresponde con una vaga sensación del presente. En otras palabras, parece que llegamos a un punto en el que las ventajas de ser conscientes son superadas por sus desventajas, en el que una sensibilidad extrema hace que no nos podamos adaptar. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Crecimiento


Si la felicidad siempre depende de algo que esperamos en el futuro, estamos persiguiendo una quimera que siempre nos esquiva, hasta que el futuro, y nosotros mismos, se desvanece en el abismo de la muerte. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Quimera


Mirar la vida sin palabras no es perder la capacidad de formar palabras..., pensar, recordar y planear. Permanecer silencioso no es perder la propia lengua. Al contrario, solo por medio del silencio podemos descubrir algo nuevo de qué hablar. Quien habla incesantemente, sin detenerse a mirar y escuchar, se repetirá a sí mismo ad nauseam. Ocurre lo mismo con el pensamiento, que es en realidad una manera de hablar en silencio. Por sí mismo no está abierto al descubrimiento de nada nuevo, pues sus únicas novedades no son más que nuevos arreglos de palabras e ideas antiguas. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Imparcial


Uno de los placeres más elevados es ser más o menos inconsciente de la existencia propia, estar absorto en vistas, sonidos, lugares y personas interesantes. A la inversa, uno de los mayores dolores es la conciencia de uno mismo, no sentirse absorbido y verse separado de la comunidad y el mundo circundante. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Inconsciente


El significado y el objetivo de danzar es la danza. Igual que la música, se realiza plenamente en cada momento de su curso. No se toca una sonata para llegar al acorde final, y si el significado de las cosas estuviera simplemente en los finales, los compositores solo escribirían últimos movimientos. La sabiduría de la inseguridad

"La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de "La sabiduría de la inseguridad" (1951) Frases de Objetivo

Contexto histórico

Contracultura

Influencia en las frases de Alan Watts

Autores relacionados

Lao Tse Richard Dawkins

Ocupación

Ecologistas » Ecologistas siglo XX » Ecologistas de Inglaterra

Editores » Editores siglo XX » Editores de Inglaterra

Escritores » Escritores siglo XX » Escritores de Inglaterra

Filósofos » Filósofos siglo XX » Filósofos de Inglaterra

Locutores » Locutores siglo XX » Locutores de Inglaterra

Profesores » Profesores siglo XX » Profesores de Inglaterra

Sacerdotes » Sacerdotes siglo XX » Sacerdotes de Inglaterra

Traductores » Traductores siglo XX » Traductores de Inglaterra

Alan Watts

Frases de Alan Watts

Frases de Alan Watts: Filósofo, traductor, escritor, editor, sacerdote anglicano, locutor, profesor y ecologista inglés, autor de "La sabiduría de la inseguridad" (1951), "El camino del Zen" (1957) y "Vivir el presente" (1997).

Nombres

RealAlan Wilson Watts

Biografía Alan Watts

Alan Watts nació en el pueblo de Chislehurst, de padre Laurence Wilson Watts, representante de una compañía de neumáticos y madre religiosa Emily Mary Buchan.

Asistió a la escuela "King's School" en Canterbury (Kent) y luego comenzó a trabajar en una imprenta y tiempo después en un banco.

En 1936 asistió al Congreso Mundial de Religiones (World Congress of Faiths) en la Universidad de Londres, donde escuchó hablar de Teitaro Suzuki y comenzó en forma autodidacta a estudiar los fundamentos de las principales filosofías de la India y Asia oriental.

A finales de 1936 publica "El espíritu del zen" y en 1938, tras casarse con Eleanor Everett, se trasladó en forma definitiva a Estados Unidos y comenzó a profundizar sus estudios sobre Budismo Zen.

Tiempo después ingresó en una escuela de la Comunidad Anglicana en Evanston (Illinois), donde obtuvo una maestría en teología, pero un romance extra matrimonial lo obligó a dejar el ministerio y separarse de su esposa en 1950.

En 1951 Alan Watts se muda a California y comienza a dar clases en el "California Institute of Integral Studies", donde continúa profundizando sus conocimientos sobre Budismo Zen y cultura oriental.

Desde 1953 comienza un programa radial en la estación de radio "KPFA" que continúa hasta su muerte en 1973.

En 1957 publica "El camino del Zen", donde traza los rasgos principales de la filosofía Zen de un modo claro, ameno e instructivo, y analiza los puntos de contacto del Zen con el Tao y el budismo indio.

Alan Watts obtuvo un doctorado honoris causa por la Universidad de Vermont, en reconocimiento a su contribución al campo de las religiones comparadas.

En forma póstuma se publicaron numerosas obras de su autoría, entre ellas "El camino del Tao" (1975), "La vida como juego" (1982), "Budismo" (1995) y "Vivir el presente" (1997).

Libros destacados

  • El camino del Zen (1957)
  • Vivir el presente (1997)
  • El espíritu del zen (1936)
  • La sabiduría de la inseguridad (1951)
  • Psicoterapia del Este, Psicoterapia del Oeste (1961)
  • La vida como juego (1982)

Enlaces

Síguenos en